Actividades en el medio natural y responsabilidad medioambiental

  • 0

El respeto por el medio ambiente y el aumento de la conciencia sobre la responsabilidad medioambiental de toda actividad económica han ido creciendo en los últimos años. En el sector del turismo activo y los deportes al aire libre, esa responsabilidad es aún mayor, ya que se trata de actividades en el medio natural que pueden dejar una huella perdurable.

Hoy el perfil de población que toma parte en actividades en la naturaleza es más amplio que nunca. Niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad se interesan por modalidades deportivas de diferente tipo que tienen en común el protagonismo directo del medio natural en ellas. ¿Cuáles son las leyes que obligan al cumplimiento de ciertas normas para el cuidado y la protección del entorno? A continuación daremos respuesta a ésta y a otras preguntas.

New Call-to-action

 

Actividades en el medio natural: lo que dice la legislación

A continuación señalamos algunas de las leyes más importantes sobre la regulación en el impacto del medio ambiente:

  • Ley 26/2007, de 23 de octubre. Esta ley de Responsabilidad Medioambiental regula la responsabilidad que tienen los operadores de prevenir, evitar y reparar daños en el medio ambiente. Se aplica a todo tipo de actividades económicas que se desarrollen en la naturaleza. Esta ley establece que la responsabilidad es ilimitada para quien ocasione daños y, con independencia de las sanciones pertinentes, establece la obligación de reparar el perjuicio ocasionado.
  • Ley 22/2011, de 28 de julio. Establece las obligaciones en torno a los residuos originados por una actividad, incluyendo los suelos contaminados. Se complementa con la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases. Ésta última afecta a la prevención de residuos de envases que se generen.
  • Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, de Ley de Aguas, que obliga a la obtención de una autorización para vertidos para todas las actividades en el medio natural.
  • La Ley 37/2003, de 17 de noviembre, impone sanciones por superar los valores límite de contaminación acústica, mientras que la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, hace descansar sobre el propietario de la empresa que realiza actividades en el medio natural la compatibilidad ambiental de su determinado proyecto.

Datos preocupantes y responsabilidad

Las administraciones públicas están cada vez más pendientes porque el respeto al medio ambiente se cumpla. Según un estudio de las universidades de Lund (Suecia) y Delft (Holanda), en 2010 el sector del turismo, en toda su globalidad, empleó 62.000 km2 de superficie, casi 40 millones de toneladas de comida y 138 kilómetros cúbicos de agua. Y en los últimos 7 años, el aumento de turistas en el mundo, muchos de ellos en entornos naturales, ha crecido en un 40%.

Actividades en el medio natural: Responsabilidad Social Corporativa

Desde el punto de vista empresarial, la filosofía del respeto por el medio ambiente debe ser una parte central de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Esto se traduce en una profesionalización de sus trabajadores que lleve implícita la puesta en marcha de buenas prácticas medioambientales. También las empresas de turismo activo y deporte al aire libre deben realizar una constante labor de prevención entre sus clientes. Respetar los espacios protegidos y atender a las señales, consejos y prohibiciones contribuye a preservar el entorno y a facilitar que puedan realizarse actividades en el medio natural sostenibles.

New Call-to-action