El permiso paterno para actividades de aventura con menores de edad.

  • 0

Los deportes de aventura no son solo cosa de adultos. Cada vez son más los niños y jóvenes que realizan actividades relacionadas con la multiaventura y el turismo activo, tanto acompañados por sus padres o tutores legales como en grupo. Para conocer cómo es el permiso paterno expreso para los menores de 18 años que practiquen modalidades como el descenso de barrancos o el kayak, entre otras, hablamos con David Cagigós, abogado de la asesoría Montaña Legal y Ramón Mestres, gerente de Esport Actiu, agencia de viajes de turismo activo, especializada en escolares.

En las actividades de aventura se da la denominada teoría de asunción del riesgo, tal y como explica el especialista en Derecho de Montaña, David Cagigós; es decir, “el deportista debe asumir que está practicando una actividad que entraña un cierto riesgo, por desarrollarse en un medio con peligros evidentes y frecuentes (por ejemplo, en escalada, barranquismo, etcétera). Y con todo ello, no podemos pensar que siempre existe un responsable”.

“Cada día es más frecuente ver a menores realizando deportes de aventura. Llevar a cabo estas actividades con menores requiere una mayor diligencia por parte del adulto que la dirige, dada la vulnerabilidad de éstos”

Rapel en menores de edad.

¿Qué debe contener el documento de permiso paterno?      

En el caso de los niños y jóvenes que practiquen deportes de aventura, las personas que les guíen pueden asumir responsabilidades, tanto por los daños que sufran los menores como por los daños que éstos ocasionen (culpa “in vigilando” del artículo 1.903 del Código Civil), explican desde Montaña Legal. Por eso, “es fundamental que el padre o tutor firme un permiso paterno informado manifestando que es conocedor de la actividad de riesgo que va a realizar el menor”. Y dicho permiso paterno no exime plenamente de responsabilidad a los adultos que dirigen la actividad en caso de accidente, pero puede ser determinante a la hora de analizar si ha actuado con la diligencia debida.

Lo que debe contener ese permiso paterno informado:

  • Nombre y apellidos del padre o tutor.
  • Nombre y apellidos del menor que realiza la actividad.

Que el padre o tutor:

  • Haya sido informado de las características de la actividad y que conoce los requerimientos físicos, técnicos y psicológicos que debe cumplir para su realización.
  • Manifieste que el menor se encuentra en suficientes condiciones físicas y psíquicas para la realización de la actividad y no padece enfermedades que puedan suponer limitaciones para el desarrollo de la misma.
  • Entienda y asuma la existencia de diversos peligros en el transcurso de la actividad y que, libremente, asume los riesgos propios de ésta, que le han sido advertidos y explicados por la organizadora de la actividad.
  • Conozca que la actividad puede sufrir modificaciones y/o cancelaciones en función de las circunstancias meteorológicas, condiciones del terreno, así como a la situación física o psíquica de los participantes.
  • Asuma los daños o perjuicios que ocasione el menor en la actividad por no atender a las instrucciones de los guías, y por no respetar en todo momento el medio ambiente y al resto de componentes de la actividad.
  • Autoriza a que, en caso de que el comportamiento o actitud del menor supongan un peligro para él mismo o al resto de participantes, pueda suspenderse su participación y ser enviado de vuelta a casa. Que entiende que de tales circunstancias se le informará debidamente y que los costes extraordinarios asociados serán de su responsabilidad.
  • Que, en caso de emergencia, el padre o tutor autoriza a que el menor sea transportado en un vehículo particular conducido por un responsable.
  • Ha sido informado de quien dirige la actividad y de la titulación tiene, así como de seguro de accidentes y responsabilidad civil con que cuenta la organizadora de la actividad.
  • Acepta la toma de contenido audiovisual y su uso en medios públicos y privados por la empresa organizadora de la actividad, así como el tratamiento de los datos personales.

Además de todo ello, añade que, en el supuesto que el menor -por motivos de enfermedad o discapacidad- requiera un cuidado o tratamiento especial, deberá informarse al organizador de la actividad y hacerse constar esa circunstancia en el permiso paterno.

            Por supuesto, para poder realizar un deporte de aventura con menores con total tranquilidad, se requiere que los guías y monitores actúen con la mayor diligencia posible para que su conducta sea irreprochable, en caso de accidente, y la posesión de un seguro que cubra las responsabilidades que puedan derivarse.

Documento sin título

Los deportes de aventura de mayor éxito en menores de edad

“El kayak, el cicloturismo, el senderismo y el descenso de barrancos suelen ser las actividades que más practican los menores”, detalla Ramón Mestres, de la agencia de viajes Esport Actiu, especializados en turismo activo dirigido a escolares, quienes aseguran, además, que la modalidad más aconsejable para ellos -los más jóvenes- es siempre la que se desarrolle en el medio natural.

Rocódromo

En el caso del permiso paterno expreso, en su plataforma indican, con todo detalle, ‘qué’, ‘cuándo’ y ‘cómo’ se hará la actividad, junto con la finalidad de dicha práctica y el material y condición física necesarios. Además, aprovechan el documento con el permiso paterno de la difusión de imágenes y el de la protección de datos.

            Todo con el único fin de que prime la seguridad entre los más pequeños y jóvenes de la casa en la consecución de las actividades, pues la diversión es, básicamente, el objetivo principal de los deportes de aventura.