Cómo practicar el zorbing de manera segura

  • 0

¿Has practicado alguna vez el zorbing? Todavía hay muchas personas amantes de los deportes de aventura y los deportes al aire libre que no conocen esta disciplina, lo cual tampoco es de extrañar, ya que es relativamente nueva en nuestro país. ¡Descubre cómo practicarlo de manera segura!

Hoy en día existe tanta demanda de deportes al aire libre, que es un sector que no deja de evolucionar y de desarrollar nuevas actividades capaces de satisfacer a los amantes de este tipo de deportes de aventura.

Zorbing, un globo esférico hecho deporte

A continuación vamos a hablar de lo que es el zorbing, de sus características, sus modalidades y de cómo practicarlo de forma segura.

¿Qué es el zorbing? ¿Cómo y cuándo surgió?

Antes de nada, ¿qué es el zorbing? Es un deporte de aventura al aire libre en el cual la persona es introducida en el interior de un globo esférico de plástico transparente y hermético que se deja caer por cuestas, por lo que el globo empieza a rodar arbitrariamente cogiendo bastante velocidad.

Remontándonos a los inicios. Fue el francés Gilles Zorb Ebersolt quien en 1973 inventó un globo inflable con una base o soporte para un pasajero, sin embargo su invención no fue muy popular. Más tarde, en 1994, dos neozelandeses llamados Dwayne Van der Slyuys y Ekers Andrew lo adaptaron y lo hicieron famoso. Aunque la autoría se atribuye al arquitecto Ebersolt, fue sin duda en Nueva Zelanda donde el zorbing se mejoró y se impulsó a la fama.

La manera en la que surgió para estos amigos neozelandeses es bastante curiosa. Estos dos amigos quisieron encontrar la manera de caminar sobre el agua, y crearon una bola gigante en la que una persona pudiera entrar y mantenerse en pie en el agua sin caerse. Gracias a ellos, como explicábamos antes, el zorbing cobró fama y reconocimiento en todo el mundo.

Ya existía algo parecido pero tenía que inflarse y desinflarse, algo que estos dos amigos quisieron evitar creando dos esferas, una dentro de otra. Funcionó porque pudieron mantenerse en pie, el problema vino en mar abierto, donde el poco peso de la esfera dejaba sin control al pasajero.

Fue así como, movidos por la curiosidad y por ese descontrol, decidieron tirar el globo esférico monte abajo y descubrieron una actividad divertida que poco después se convertiría en todo un deporte de aventura para amantes de la adrenalina.

Las distintas modalidades

Hoy en día, las empresas que ofrecen la práctica de este deporte crean recorridos, ofrecen distintos circuitos y otras construyen rampas para añadir los saltos en el recorrido. Existen distintas modalidades que han ido haciéndose populares a lo largo de los años y que pueden ofrecerse:

  • Zorbing en la colina o montañas: si nos decantamos por esta modalidad, el zorbing se practica en lo alto de alguna montaña para que el globo ruede y gire a sus anchas por el espacio diseñado para ello.
  • Zorbing en el agua: en esta modalidad, la esfera no es que ruede, si no que simplemente se deposita en el agua y va moviéndose conforme la corriente.
  • Zorbing en la nieve: también existe esta modalidad en la cual la esfera se deja caer por alguna cuesta con nieve, es lo mismo que la primera modalidad pero con el añadido de la nieve.
  • Zorbing soccer: un deporte que se ha hecho muy popular es la práctica del fútbol con el añadido de que cada jugador se encuentra dentro del globo.
  • Zydro: a veces, a los zorbs se les añade algo de agua, por lo que en este tipo de esferas, meternos dentro y practicar zorbing será lo más parecido a haber sido introducidos en una lavadora y centrifugar.

 

¿Cómo son las partes del Zorb?

Estas esferas están compartimentadas en dos espacios. Así pues, podríamos decir que hay una bola dentro de otra bola, separadas por una cámara de aire que consigue amortiguar los golpes. Para que estos dos zorbs (las que llamamos bolas) estén conectadas, existen una serie de cuerdas en su interior que las hacen ir a la par. Eso sí, el zorb o bola interior, que es donde generalmente está la persona, se mueve a una velocidad más lenta que la velocidad a la que se mueve el zorb exterior.

Normalmente, el zorb exterior suele tener unos 3 metros de diámetro mientras que el zorb interior tiene unos 2 metros de diámetro, lo que lo hace suficientemente cómodo para que una persona bastante alta se sienta cómoda. El plástico, con un grosor aproximado de unos 8 milímetros, es muy ligero para ser capaz de amortiguar los golpes, algo que sería imposible si fuese plástico duro.

Entre ambos zorbs, existe una cámara de aire de unos 50 cm. que sirve para amortiguar los golpes, medida suficiente para asegurar que la persona que va dentro no sufra ningún incidente.

Especificaciones para practicar zorbing

El zorbing puede ser practicado por cualquier persona que, por cuestiones de seguridad, tenga más de 6 años. A pesar de lo que algunos piensan, el zorbing es un deporte de aventura indoloro (no más que el tirón de la cuerda al practicar puenting), por lo que no tiene ninguna influencia negativa en nuestro cuerpo.

No se necesita ningún tipo de preparación física ni entrenamiento por parte de los practicantes, por lo que también es ideal para practicar en familia. En cuanto a la ropa, tampoco hay ninguna especificación especial y no es necesaria ninguna protección.

Eso sí, el control de la esfera la primera vez puede resultar algo complicado, ya que al bajar por una colina el zorb puede llegar a alcanzar los 50 km. por hora, y no hay frenos. El zydro (zorbing en el agua) la cosa cambia, ya que hay mucho más control y puedes escoger incluso la dirección de tu marcha.

La actividad suele durar en torno a 30 minutos y generalmente hay 2 participantes o más. Puede practicarse a lo largo de todo el año, por lo que el clima rara vez en un problema.

Seguridad en el zorbing

Pese a que, como dijimos en el punto anterior, es un deporte que no tiene consecuencias negativas de ningún tipo para los participantes del mismo, es cierto que como en cualquier deporte de aventura, deben cumplirse con unas normas de seguridad y tener una cobertura vigente de cara a las empresas que ofreceis estos servicios, en caso de cualquier percance que pueda suceder.

La legislación vigente obliga a cualquier empresa que ofrezca este deporte de aventura que posea el seguro de accidentes y el seguro de Responsabilidad Civil para la práctica de la actividad.

Por ejemplo, el Decreto 56/2003 del 20 de febrero, es la normativa que rige en Cataluña en la cual se regula la práctica de las actividades físico-deportivas en el medio natural, cuyo artículo 7, como obligaciones, especifica claramente la obligación para la empresa de tener contratado el seguro de responsabilidad civil, y de contar con personal técnico a su cargo con la formación adecuada.

Ya sabéis qué es el zorbing y las distintas modalidades que existen, ya que quizás estéis pensando en implementar la oferta en vuestro centro de este deporte de aventura, que cada vez tiene más amantes y es más buscado. ¡Nosotros podemos decir que es una experiencia 100% recomendable!.