La seguridad en las carreras populares

  • 0

¿Cuántas carreras populares crees que se celebran cada año en España? ¿Sabes en qué medida ha aumentado el índice de participación? ¿Eres consciente de cómo afecta a tu responsabilidad la seguridad en las carreras populares?

Los corredores españoles pueden elegir entre más de diez carreras al día en que participar, una cifra que aumenta considerablemente los fines de semana.Al cabo del año, esto supone cerca de cuatro mil eventos deportivos de este tipo. Correr ha pasado de ser una simple afición, a convertirse en una forma de vida para unos y un negocio para otros. Y la seguridad en las carreras populares es una cuestión a tener muy en cuenta en la estrategia y la planificación de las empresas que patrocinan y organizan estos eventos.

 

New Call-to-action

 

La actualidad de las carreras populares

En la actualidad de las carreras populares, llaman la atención dos aspectos. El primero de ellos es el aumento de participación femenina:

  • La participación de la mujer ha pasado de un 5% en el pasado al 50% que tiene hoy día. Según datos de El País, “la primera Carrera de la Mujer, en Madrid, tuvo 4.000 corredoras y hoy hay 24 pruebas iguales en todo el país y 185.000 participantes en total”.
  • Se ha incrementado la oferta de este tipo de eventos deportivos dedicados al público femenino, además del número de carreras que se organizan en general (“A día de hoy, en Barcelona tienen lugar más de cincuenta carreras en un periodo de doce meses, mientras que la cifra hace tres décadas se quedaba en tres carreras al año”).
  • El relevante aumento de participación de la mujer supone un incremento total del número de corredores (“En la San Silvestre de Madrid, hace quince años, corrían 5.000 personas y hoy son 40.000”), lo que influye directamente en la seguridad en las carreras populares.

El segundo aspecto a tener en cuenta, tiene que ver con la complejidad de la organización. No es lo mismo atender las necesidades de mil personas, que de una cifra varias decenas de veces más elevada. La realidad demuestra que:

  • Los montajes son más complejos buscando atraer participación.
  • La organización de las carreras populares está más inspirada en los modelos que, ya desde hace años, se utilizan en el Norte de Europa o Estados Unidos.
  • Alinearse con esta tendencia implica priorizar la seguridad en las carreras populares, una de las grandes responsabilidades de la organización.

Todos estos factores llevan a que las firmas que organizan un evento de este tipo requieren una inversión mucho mayor, que no bajará de los quince mil euros en el caso de una carrera básica de diez kilómetros para mil corredores, pero que puede llegar al medio millón de euros en el caso de maratones y competiciones con una afluencia masiva que supere las varias decenas de miles de corredores.

Seguridad en las carreras populares: mucho más que una cuestión de imagen

Es fácil darse cuenta de que este tipo de eventos deportivos tiene una gran repercusión, impulsada por los medios de comunicación tradicionales y los digitales, en especial las redes sociales.Muchas de estas competiciones se están convirtiendo en eventos de primer orden. ¿Quién no ha oído hablar de la maratón de Boston, del más antiguo, el de Berlín, del más rápido (???) o del de Nueva York, probablemente el más mediático de todos. Y, en nuestro país, cómo no mencionar la maratón Zurich Barcelona (+20.000 participantes) o la media maratón de Valencia o la San Silvestre vallecana.

Se trata de referentes que atraen cada año a miles de corredores, junto a las personas que les acompañan y a quienes acuden como espectadores a disfrutar del evento. Y a todos ellos debe enfocarse la seguridad en las carreras populares. Los desafíos en este ámbito tienen que ver con:

  1. El objeto de la seguridad. Se trata de eventos con muchos participantes, no siempre bien informados y preparados, que realizan un esfuerzo físico importante que, en ocasiones, puede tener graves consecuencias para su salud.
  2.  La confianza en el visto bueno. Los responsables de la Administración local pueden dar la autorización a la celebración de eventos que no cumplen con las medidas de seguridad necesarias, por falta de especialización del personal o desconocimiento de la legislación aplicable. Y, aun en estos casos, si se produjese un contratiempo, la responsabilidad sería de tu empresa como organizadora.
  3. Los errores de planificación por parte de los organizadores. Otro de los retos es estar actualizado con respecto a los cambios normativos y anticiparse a las necesidades que surgirán el día del evento. Un buen seguro de accidentes y de responsabilidad civil, personal de asistencia médica, señalizaciones… nada puede quedar a la improvisación.

En 2013, la noticia de las explosiones que tuvieron lugar en la maratón de Boston acabando con la vida de tres personas y dejando cientos de heridos, sentó un precedente. Hoy día, la seguridad en las carreras populares se lleva a otro nivel.

Claves para garantizar la seguridad en las carreras populares:

A la hora de empezar a organizar un evento deportivo y con el objetivo de cumplir con todos los requisitos de seguridad en carreras populares, necesitarás recurrir al Reglamento de aplicación en el área donde tendrá lugar (aquí tienes un ejemplo del Reglamento de Valencia para organizadores). Además de permanecer actualizado en cuanto a lo dispuesto por la normativa, puedes impulsar la seguridad al:

  • Gestionar los permisos oportunos con la Administración Local.
  • Contratar los seguros pertinentes, como los de responsabilidad civil que cubran daños materiales y personales.
  • Organizar los servicios sanitarios en la zona del evento, tanto en lo que respecta a los profesionales de la sanidad como a las ambulancias con las que hay que contar.
  • Crear guías de consejos prácticos para el corredor con información que le ayude a minimizar el riesgo.
  • Utilizar las nuevas tecnologías para aumentar la seguridad. Es algo que ha empezado a hacerse en algunos lugares, como Estados Unidos, donde en las competiciones más importantes los corredores llevan microchips de identificación en sus dorsales, que facilitan su rastreo, a la vez que se dictan medidas que prohíben las mochilas a los espectadores, el uso de drones sobre la carrera y se imponen medidas de vigilancia para prevenir el acceso de corredores no registrados que intenten acceder.

No ahorres tiempo ni recursos en algo tan importante. A la hora de organizar la seguridad en carreras populares, independientemente de su magnitud o índice de participación, es fundamental tener un plan que contemple todas las variables. La responsabilidad de la organización es incuestionable.

New Call-to-action