Cómo hacer un uso seguro y responsable de los hinchables

  • 0

Aparentemente los castillos hinchables son un lugar acolchado y seguro para que los niños jueguen, salten, hagan el bruto y se diviertan de lo lindo. Sin embargo, estos hinchables tienen sus riesgos y para tratar de evitarlos al máximo debemos ser lo más fieles posibles a la normativa de la OCU y, además, contar con un Seguro de Responsabilidad Civil que cubra cualquier percance que pueda ocurrir.

Han habido varios accidentes por culpa de estos hinchables, como el caso de una niña de 6 años en un pueblo de Gerona que salió literalmente volando unos 40 metros por encima del tejado del restaurante que lo tenía instalado. Según dijeron posteriormente los medios, “el castillo hinchable no cumplía con los requisitos mínimos de seguridad exigidos”.

Medidas mínimas de seguridad

En el año 2014, AENOR publicó la norma UNE-EN14960:2014 “Equipos de juego hinchables”, normativa europea que trata de establecer las medidas de seguridad que deben adoptarse y que tiene en cuenta aspectos como el diseño, la fabricación e instalación de los mismos.

A continuación compartimos contigo las medidas mínimas de seguridad según la OCU:

El viento

Estos hinchables pesan más bien poco, por lo que un viento de tan sólo 15 km/h ya es capaz de moverlos. El límite se establece en los 38km/h, en cuyo caso no podrán estar abiertos al público.


Turnos

Se organizarán turnos para el uso de los hinchables teniendo en cuenta estatura y edad, ya que niños con muy distinta constitución podrían involuntariamente hacerse daño y desestabilizar el hinchable.


Espacio libre

Alrededor del castillo debe haber un perímetro de 2 metros como mínimo. Además, en los laterales abiertos que tenga el hinchable, esta distancia será de 3,5 metros.


Seguridad en la entrada

En los accesos a los hinchables debe haber alguna rampa que cubra toda la anchura del arco de entrada. Además, es necesario colocar un material adecuado que amortigüe las posibles caídas de los niños tratando de entrar, como espuma. Obviamente, en esa zona no podrán haber bordillos, árboles, postes de señales, bancos y cualquier objeto de la calle que obstaculice o dificulte la entrada.


Vigilancia constante

La presencia de por lo menos 2 monitores será siempre necesaria, cuya labor será la supervisión de que nada suceda y prever posibles problemas.


Anclaje

Un correcto anclaje para sujetar en el suelo los hinchables es absolutamente primordial. La manera más segura serán los anclajes planos y que no sobresalgan. Si este tipo de anclajes no son posibles, también se aceptan sacos de arena que cumplan con la función de anclar el hinchable.

Hinchado

El hinchado del castillo deberá realizarse de forma que quede uniforme. Tened en cuenta que las zonas de la acceso y salida son las más firmes y en las cuales los niños pueden perder más fácilmente el equilibrio, al igual que ocurre con las zonas más altas, donde los pequeños tienden a apoyarse en los parapetos. Además, el hinchador deberá estar apartado, al menos con 1 metro de espacio libre a su alrededor y con el tubo bien extendido.


Instalación eléctrica

Jamás de los jamases la instalación eléctrica debe estar accesible al público.


Normativa EN 14960

En el hinchable debe figurar que se cumple la normativa. Debe incluir una placa en la cual se proporcione información sobre la potencia del hinchador, la altura máxima que se permite, el número de usuarios que pueden utilizarla en el mismo turno, el año de fabricación y la dirección de la empresa responsable del hinchable.


Seguro y licencia

Esta es la parte en la que con total seguridad podemos ayudarte. Cualquier particular que quiera contratar la instalación de estos hinchables deberá tener en su posesión una licencia de actividad y el correspondiente e ineludible Seguro de Responsabilidad Civil.

 

Todos los hinchables deben contar con un Seguro de Responsabilidad Civil. Este seguro te protege a ti, como responsable de la tenencia del hinchable, tanto si eres propietario o si lo has arrendado a una empresa, frente a posibles reclamaciones por daños a personas o a otros materiales a terceros durante el uso de la actividad.

 

Si estás pensando próximamente en utilizar los hinchables en algún evento, puedes consultar nuestra web y preguntarnos todo lo que necesites saber para realizar esta actividad de forma responsable, impecable y ejemplar.

 

Recuerda, no puedes fiarte de las apariencias. Estos hinchables, que a primera vista parecen inofensivos y todo un campo de juego para que los niños disfruten al máximo, puede acarrear, por desgracia, accidentes totalmente indeseables.

 

Seguir las normativa que nos recuerda la OCU es fundamental, de la misma manera que es clave que cualquier empresa que contrate estos hinchables cuente con el correspondiente Seguro de Responsabilidad Civil que le brindará la seguridad que su negocio necesita.