Un blog de Urquía&Bas

10 min readAcoso laboral: cómo identificarlo y combatirlo mientras proteges a la víctima y a tu negocio.

Tabla de contenidos

En el ámbito del turismo activo y los deportes de aventura, la pasión por la adrenalina y la diversión se entrelazan con la responsabilidad de ofrecer experiencias inolvidables a los clientes. Sin embargo, en medio de la emoción y la aventura, también debemos enfrentar una realidad que, desafortunadamente, afecta a muchos negocios: el acoso laboral. Un solo caso de acoso puede tener un impacto devastador en cualquier negocio y también en uno que se especialice en actividades de este tipo, afectando no solo a los trabajadores involucrados sino también a la reputación y sostenibilidad de la empresa en su totalidad.

En este artículo, nos centraremos en el acoso que pueden aparecer en el entorno laboral. Es esencial crear consciencia sobre este tema y comprender cómo detectar las señales de que algo no está bien en nuestro equipo. También exploraremos las medidas que deben tomarse una vez que el acoso ha sido identificado, enfocándonos en promover un ambiente de trabajo seguro, respetuoso y libre de cualquier forma de hostilidad.

El acoso laboral, una realidad silenciosa que toma distintas formas

El acoso es un problema que puede adoptar diversas manifestaciones en el entorno laboral. Visibilizar este problema y concienciar sobre su gravedad y repercusiones resulta fundamental para detectarlo, comprenderlo y garantizar la protección y bienestar de todos.

 1. Distintos tipos de acoso laboral: acoso y violencia sexual, mobbing y racismo

Existen distintos tipos de acoso laboral con una base común: un comportamiento hostil, abusivo o discriminatorio hacia un individuo en el entorno laboral. En cada caso, la víctima se enfrenta a una situación injusta y dañina que afecta su bienestar emocional, su autoestima y su capacidad para desempeñarse de manera óptima en el trabajo.

Entre estas formas de hostigamiento que afectan hasta un 15% de los trabajadores en España, son comunes las siguientes:

  • Acoso y violencia sexual. Implica conductas inapropiadas y abusivas de naturaleza sexual dirigidas hacia una persona en el ámbito laboral. Se trata de comentarios, insinuaciones, tocamientos no deseados, avances sexuales no consentidos o cualquier otra forma de comportamiento que genere un ambiente hostil y amenazante para la víctima.
  • Mobbing (acoso psicológico). Se refiere a una persecución sistemática y hostil hacia un individuo por parte de compañeros, superiores o incluso subordinados en el lugar de trabajo. Esto puede manifestarse a través de intimidaciones, burlas, rumores maliciosos, exclusión social y otras tácticas que buscan socavar la autoestima y la salud mental de la persona afectada. 
  • Racismo. El acoso laboral basado en el racismo se presenta cuando una persona es sujeto de comentarios, actitudes o tratos discriminatorios debido a su raza, etnia o nacionalidad. Es decir, la víctima recibe insultos raciales, estereotipos ofensivos, negación de oportunidades laborales o cualquier otra forma de discriminación racial.

Los casos de acoso laboral, como el desafortunado relato de un hombre que padeció mobbing y llegó al punto de encerrarse en su lugar de trabajo por miedo, van en aumento, evidenciando la urgente necesidad de tomar medidas para abordar este problema. 

2. Toma consciencia del aumento de casos de acoso laboral; podría pasar dentro de tu negocio 

No importa el tamaño o el tipo de negocio, puede afectar a todos por igual

El acoso laboral no hace distinciones entre grandes corporaciones o pequeñas empresas, ni entre distintos sectores. Cualquier negocio, incluso uno del ámbito del turismo activo y los deportes de aventura, puede verse afectado por este problema. Es fundamental estar alerta y tomar medidas proactivas para prevenirlo y abordarlo adecuadamente.

Un solo caso puede hundir la reputación empresarial

La mera existencia de un caso de acoso laboral dentro de una empresa puede tener consecuencias devastadoras para su reputación. En la era de la información y las redes sociales, las noticias negativas se propagan rápidamente, afectando la percepción que el público tiene de la empresa. La imagen de una marca comprometida con el bienestar de sus empleados puede quedar seriamente dañada por un solo incidente de acoso laboral.

El acoso laboral tiene repercusión social y penal

Además del impacto en la reputación, el acoso laboral puede tener serias repercusiones legales y sociales. Los empleados afectados pueden tomar acciones legales contra la empresa, lo que puede derivar en costosos procesos judiciales y sanciones. Asimismo, la sociedad y los clientes son cada vez más conscientes de la importancia de apoyar aquellas empresas que promuevan un ambiente laboral seguro y respetuoso. Ignorar el problema podría resultar en el rechazo y la pérdida de apoyo por parte del público.

Si pierdes la confianza de tu público, estás acabado

El acoso laboral no solo afecta la confianza y bienestar de los empleados, sino que también mina la confianza del público objetivo hacia la empresa. Los clientes, socios comerciales y colaboradores quieren estar asociados con empresas éticas y responsables. Si se descubre que una empresa ha permitido o ignorado casos de acoso laboral, se arriesga a perder esa confianza vital que sostiene cualquier negocio. Así que ya sabes, elige siempre tomar una postura firme contra el acoso laboral y demostrar un compromiso genuino con el bienestar de tus empleados.

Acoso laboral: violencia sexual, mobbing y racismo

¿Cómo se detecta el acoso laboral? Pautas para reconocerlo y proteger tu entorno de trabajo 

  1. Observar atentamente cualquier comportamiento anormal que ocurra entre el equipo de trabajo. Prestar atención a actitudes hostiles, comentarios despectivos o cualquier otra conducta inapropiada que pueda indicar acoso laboral.
  2. Escuchar las quejas de los empleados acerca de alguien que esté comportándose inadecuadamente. Dar importancia a las voces de los empleados y tomar en serio cualquier queja relacionada con el trato irrespetuoso o abusivo en el lugar de trabajo.
  3. Prestar atención a los comentarios y chismes acerca de algún comportamiento particular en el trabajo. Los rumores pueden ser indicios de situaciones de acoso que merecen ser investigadas y abordadas.
  4. Revisar los registros de asistencia y los registros de desempeño para ver si hay señales de disminución de productividad. El acoso laboral puede afectar el rendimiento y la asistencia de los empleados, por lo que es importante estar alerta ante cualquier cambio significativo.

Otras consideraciones para reconocer el acoso laboral dentro de un negocio

  1. Tener en cuenta los cambios repentinos en el comportamiento del empleado, como una disminución en la interacción con el equipo de trabajo, en la motivación o en la concentración. Estos cambios pueden ser síntomas de un ambiente laboral tóxico y de posibles situaciones de acoso.
  2. Estar atento a la aparición de sintomatología relacionada con el estrés, como inquietud o desánimo. El acoso laboral puede generar un alto nivel de estrés y ansiedad en las víctimas, lo cual puede manifestarse en su comportamiento y actitud.
  3. Revisar el comportamiento de los empleadores que rodean a la posible víctima para ver si hay señales de acoso. Muchas veces, el acoso laboral proviene de compañeros cercanos o superiores, por lo que es crucial estar alerta a cualquier indicio de comportamiento inadecuado por parte de otros miembros del equipo.
  4. Escuchar las declaraciones o comentarios de empleados que puedan indicar una posible situación de acoso. Se trata de fomentar una cultura de apertura y comunicación en la empresa para que los empleados se sientan cómodos expresando sus preocupaciones y denunciando cualquier forma de acoso que puedan estar experimentando o presenciando.

Toma todas las medidas necesarias una vez detectado el acoso laboral

Cuando se detectan indicios de acoso laboral, es crucial actuar de manera rápida y decidida para prevenir, evitar o eliminar la violencia laboral, protegiendo el bienestar de los empleados y salvaguardando la integridad de la empresa. Algunas de las medidas clave que deberás implementar son las siguientes:

Establecer un protocolo de actuación contra el acoso laboral

Tener un protocolo de actuación contra el acoso laboral es una obligación para todas las empresas, tengan el número de trabajadores que tengan. El protocolo debe ser claro y estar bien definido para abordar situaciones de acoso de manera efectiva y justa. Además, debe establecer los procedimientos a seguir desde el momento en que se detecta un posible caso hasta su resolución. También debe incluir el marco normativo pertinente, basado en las leyes y regulaciones laborales que protegen a los empleados contra el acoso, así como también los derechos y responsabilidades de todas las partes involucradas en el proceso.

Formación e Información para el personal y para los clientes

Es esencial brindar formación y capacitación sobre el acoso laboral, tanto a los empleados como a los clientes. El personal de la empresa debe ser consciente de qué constituye el acoso laboral, cómo reconocerlo, cómo denunciarlo y cómo apoyar a sus compañeros. Del mismo modo, los clientes deben conocer las políticas y valores de la empresa en relación con la prevención y el combate del acoso laboral. Una mayor concienciación puede ayudar a prevenir y reducir casos de acoso, fomentando un ambiente de trabajo más seguro y respetuoso.

Fomentar la transparencia y la comunicación seguras

Contra los casos de acoso laboral también puede ser muy útil la creación de un canal de denuncia seguro y confidencial donde los empleados puedan informar cualquier incidente de acoso sin temor a represalias. La confidencialidad y la transparencia son fundamentales para generar confianza en el proceso de denuncia. Los empleados deben sentir que sus preocupaciones son tomadas en serio y que la empresa está comprometida a abordar cualquier caso de acoso de manera justa y eficiente.

Vigilancia e investigación de cualquier incidente laboral

Ante cualquier denuncia o sospecha de acoso laboral, es crucial llevar a cabo una investigación exhaustiva para obtener todos los detalles y testimonios necesarios. La empresa debe tomar en serio cada caso y asegurarse de que se tomen las medidas disciplinarias adecuadas si se confirma la existencia de acoso. Las sanciones, las medidas correctivas o incluso la terminación de contratos laborales pueden ser algunas de estas medidas, dependiendo de la gravedad y recurrencia del comportamiento.

Acoso laboral en negocios de turismo activo

El acoso y la discriminación laborales pueden suponer la responsabilidad civil de la empresa, por eso, contar con políticas de prevención del hostigamiento laboral puede no ser suficiente, sino que también podrías necesitar protegerte de las reclamaciones por supuestos de acoso laboral con una póliza que se adeque. En este caso, el seguro de responsabilidad civil profesional proporciona cobertura para los costes asociados con la defensa legal y los gastos judiciales que surjan como resultado de la denuncia.

En nuestra correduría de seguros Urquía & Bas creemos firmemente en el poder de la información y su capacidad para ayudar en cualquier situación. Sobre todo si ayuda a promover una cultura laboral positiva y saludable en el mundo del turismo activo. Recuerda que todos somos responsables de contribuir a un cambio positivo y asegurarnos de que nuestro equipo y clientes se sientan protegidos y valorados en todo momento.