¿Cómo será este invierno? Previsión de nieve

  • 0

El influencer meteorólogo Àlex Van der Laan habla sobre la previsión de nieve para la próxima temporada en este artículo

Los tres meses de la estación invernal se presentan más cálidos de lo habitual, aunque con precipitaciones normales

Para que conozcamos cómo se hacen las previsiones meteorológicas estacionales, el hombre del tiempo Àlex Van der Laan realiza un análisis exhaustivo de lo que nos deparan los tres meses de invierno 2019/2020, a través de los diferentes indicadores y modelos estacionales. ¡Ya solo quedan dos meses para abandonar el otoño, así que toma nota!

Con la entrada de septiembre -más lo que llevamos de octubre-, con unas previsiones casi de ‘no lluvias’ hasta mediados de octubre -donde podemos tener las lluvias tan deseadas y las primeras nevadas-, y después de un verano con pocas precipitaciones, cada vez preocupa más lo que nos pueda venir. Y, sobre todo, para los amantes de la nieve, el frío, la lluvia y, en definitiva, el invierno, sumado a la alarmante rebaja de las reservas de agua, nos empiezan a surgir las clásicas preguntas de cómo será el invierno. 

            La clave será el JET STREAM y sus ondulaciones. Si éstas no se producen y son planas de manera muy genérica, el frío quedará concentrado en los lugares donde toca, Es decir, en el hemisferio norte y en todos los países del norte que lo abrazan. Y nosotros estaríamos en una situación contraria, un invierno más plácido y caluroso, y lamentablemente, más seco.

Si las ondulaciones del Jet Stream no se producen y son planas, estaríamos hablando de un NAO positivo y, en caso contrario, en caso de que el jet produzca ondulaciones hablaremos de un NAO negativo.

Pero, cuidado. En una previsión estacional no podemos afirmar que este NAO será simplemente negativo o positivo. Puede haber episodios de ondulación y, por tanto, entradas frías nevadas, frío… pero habrá también episodios de “no ondulación”.

Lo que sí podemos decir es que la cantidad de días fríos y nevadas será mucho menor, y por lo tanto, la tendencia de la que hablaríamos sería la de un clima más seco.

FOTO 1

Modelos estacionales

Los modelos estacionales son los únicos en los que nos podemos fijar para intentar dar una pincelada. Siempre trabajaremos con las presiones -es decir, de forma genérica- donde haya de forma bastante estable, altas o bajas presiones. Por lo tanto, donde se ubicará el aire frío o el aire cálido. Por ello, utilizamos unos índices que nos midan la presión: el NAO y el AO.

FOTO 2

Qué es el NAO

El NAO es un índice que muestra una diferencia de dos números, es decir, una resta. Estos dos números que restamos son la presión atmosférica (a nivel de superficie del mar) a dos puntos, concretamente, las Azores y Reikiavik (Islandia).

Si esta resta es negativa (NAO negativo), significa que hay más presión en Islandia que en Lisboa, y en este caso, el anticiclón de las Azores está más baja de latitud -o lo que es lo mismo- más hacia las Azores, y esto hace que las bajas o bolsas frías puedan llegar a la Península.

Si el resultado de la resta es positivo, (NAO positivo) la presión es más alta hacia Azores y más baja hacia Islandia, con lo cual, el Anticiclón de las Azores puede subir más de latitud y abrazarnos. El dibujo que muestra el NAO + quiere decir que favorece Azores encima nuestro y el aire seco cálido encima de la Península, Italia, Grecia y Turquía, el peor escenario para nosotros.

Invierno más caluroso

Primero pregunta que nos hacemos… ¿Qué dicen los Modelos Estacionales del NAO? Lamentablemente, nos hablan de una tendencia de NAO positiva: temperatura por encima de la media y, como resultado, un invierno más caluroso.

No obstante, en el cuadrante Noreste, creemos que el clima será el habitual, mientras en el resto de España será más seco de lo normal, pero sin entrar en el rojo, que sería ya una situación claramente más alta de anomalía. En principio, los tres meses se presentan de forma similar según este modelo, sin destacar uno más cálido o menos cálido.

Las precipitaciones

Hablamos de las precipitaciones y miramos de nuevo el modelo global de diciembre, enero y febrero:

FOTO 3

            Según este modelo, precipitaciones normales, excepto la parte más occidental y de poniente, que sería más seca de lo habitual.

            Si miramos mes a mes, se mantendría lo que dicen los modelos por los tres meses, exceptuando diciembre, donde todavía habría más sequía en la parte occidental.

“Advertencia: tenemos que pensar que estos modelos se van actualizando, y por ello, es lo que están viendo hoy. Por ejemplo, no pueden tener en cuenta un acontecimiento como un SSW (un calentamiento estratosférico) -como ocurrió en 2018-, que cambiaría completamente la configuración de invierno”

¿Cómo será nuestro invierno? Conclusiones

Hoy por hoy, la conclusión es que se presenta un invierno con un NAO neutro o ligeramente positivo,lo que hace pensar queestaríamos ante un invierno con temperaturas más cálidas de lo que tocaría pero que, a nivel de precipitación, estará en media o ligeramente por debajo, con lo cual, podríamos tener un invierno normal.

 Como hemos mencionado anteriormente, esta previsión de nieve quedaría completamente rota si tuviéramos un elemento atmosférico rompedor como puede ser un calentamiento estratosférico.

Todo lo anterior, no significa que no pueda nevar ni hacer frío. Lo que quiere decir es que estos modelos ven más días cálidos que fríos; y más días con poca precipitación que con más.

Podréis encontrar más información en el blog de Alex Van Der Laan.