Equipos de protección individual en turismo activo

  • 0

La prevención de accidentes debe estar integrada en la esencia de cualquier empresa de turismo activo. La elección de los materiales y de los equipos de protección individual, tanto para los trabajadores en plantilla, como para los clientes y participantes en alguna de las actividades organizadas, juega un papel muy importante para el futuro del negocio.

Un accidente es sinónimo de pérdida, por una parte, la humana, que se produce como resultado del desconocimiento, la imprudencia o la falta de la diligencia adecuada de los responsables de la actividad. Como consecuencia se pueden producir fracturas, contusiones, heridas, traumatismos e incluso la incapacidad permanente o la muerte. Por otra parte, el accidente acarrea un daño también a la imagen de la empresa, que pierde credibilidad y prestigio, echando por tierra años de trabajo.

New Call-to-action


Buena parte de los equipos y materiales que se utilizan en actividades de turismo activo han de estar certificados u homologados por alguna institución pública y tu responsabilidad tiene que ver con:

  • Adquirir y utilizar equipos con el marcado CE, cumpliendo con el imperativo legal que obliga a ello.
  • Estar actualizado al respecto de la normativa vigente, desde los decretos de Turismo activo de cada comunidad autónoma, hasta las Directivas Europeas, sin olvidarse de otros Códigos que imponen esta obligación, como el Civil o el Penal.
  • Aceptando que la obligación va más allá de la mera adquisición y subsidiariamente obliga al cumplimiento de las indicaciones de las fichas técnicas de los productos.

3 claves para evitar accidentes haciendo una buena elección de materiales en empresas de turismo activo

Como responsable de una empresa de turismo activo, sabes que un fallo en un material o un desperfecto en un equipo de protección individual pueden provocar un accidente. Para evitar tener que hacer frente a una situación tan delicada, hay que esforzarse por cumplir con la legalidad vigente en relación con la certificación y homologación de materiales. Hacerlo supondrá salvar un gran escollo de cara a la salvaguarda de nuestra integridad corporativa.

Pero no basta con buscar el símbolo CE al escoger los materiales y equipos de protección individual que se van a adquirir en nombre de la empresa de turismo activo, sino que también es recomendable:

  • Establecer un sistema de gestión documental y trazabilidad individual de cada uno de los equipos. Las implicaciones relativas al uso de este tipo de productos son muy grandes. La forma más segura de salvaguardar la responsabilidad es:
    • Siguiendo las instrucciones del fabricante. Ya desde el momento de la adquisición hay que actuar con diligencia, guardando la ficha técnica y estudiando y aplicando sus indicaciones.
    • Diseñando un sistema que asegure la trazabilidad del uso. De esta manera podremos siempre valorar el estado de los materiales y demostrar que reúnen las condiciones apropiadas para ser utilizados. En caso contrario, esta trazabilidad permitirá desechar los materiales o equipos de protección individual que no cumplan con lo exigido por la normativa.
  • Nombrar un responsable de materiales. Esta persona se encargará de hacer las revisiones necesarias tras cada uso y evento, según quede establecido de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Quien ostente este rol deberá también conocer toda la información relativa al sistema de almacenamiento recomendado y las posibilidades de modificación. Hay que tener presente que, entre los materiales y equipos de protección individual para empresas de turismo activo sujetos a mayores restricciones legales se encuentran los vehículos a motor (quads, motos acuáticas y motos de nieve, entre otros) y todos los aquellos equipos y dispositivos utilizados para prevenir caídas a distinta altura y que tienen consideración de Equipos de Protección Individual (como son los arneses, cascos, mosquetones y cuerdas).
  • Concienciar al personal de la necesidad de atender con diligencia los usos, revisiones y almacenaje del material. La implicación del personal en el uso y cuidado de los materiales, la vigilancia y revisión de aquellos más vulnerables, y en especial de todos los que son utilizados por los clientes, unida a una escrupulosa gestión documental, van a permitir que, en caso de incidencia, podamos demostrar sin fisuras la adecuación de nuestros materiales y procedimientos a la normativa exigible.

De acuerdo con la Directiva Europea 93/68/EEC si un artículo, de los declarados dentro de una lista cerrada de directivas, está fabricado siguiendo los estándares de seguridad de los países miembros deberá llevar esta señal lo que permite su libre distribución y venta en todos los países de la UE. ¿Has revisado que todos los materiales que usas en tu empresa de turismo activo estén homologados?

New Call-to-action