El Turismo Activo en tiempos de coronavirus

  • 0
  • Entrevistamos a la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA), quien resolvió varias dudas que surgen ante la situación actual
  • Desde la Asociación, insisten en la necesidad de empezar a articular una campaña promocional que estimule la demanda interna; además de permitir reactivar la actividad turística una vez superada la crisis sanitaria.

¿Qué pasa con mi empresa de Turismo Activo ahora que está todo parado por el Estado de Alarma para hacer frente al coronavirus? ¿Qué medidas se van a tomar para paliar los efectos negativos que puede ocasionar? Para responder a estas cuestiones tenemos a la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA), quien nos resolvió, una a una, nuestras dudas al respecto.

Para todas las empresas dedicadas al Turismo Activo y hayan tenido que paralizar su actividad debido al Estado de Alarma en el que nos encontramos. ¿Qué pautas han de seguir?

En la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo, hemos recibido numerosas consultas en relación a la manera de actuar ante esta grave crisis generada; así como solicitudes de aclaración sobre la aplicación de las medidas aprobadas por el Gobierno. Siempre recomendamos a las empresas que tomen las decisiones con cautela; al igual que, informarse bien, a través de los canales oficiales, de todas las medidas que se van implementando.

En este sentido, pueden confiar plenamente en ANETA como fuente fiable de información; así como en las recomendaciones que dirigimos a los representantes del Turismo Activo en España. Pero, sobre todo, pensamos en la salida de la crisis, en prepararnos para recuperar el negocio que se está perdiendo. Por eso, hemos reclamado a la Secretaría de Estado, aparte de las medidas de mitigación del daño que estamos sufriendo, que nos permita participar en el diseño y puesta en marcha de una campaña de promoción específica para el sector del Turismo Activo; ya que se pretende recuperar la imagen del destino tras la crisis sanitaria.

Hace unos días, decíais a los medios de comunicación que recomendáis a las empresas de Turismo Activo que revisen las condiciones de sus pólizas de seguro, entre otras medidas. ¿A qué os referís exactamente?

En relación con las cancelaciones, indicamos que deben prestar especial atención a las condiciones generales de los contratos de reserva firmados con los clientes, especialmente las referidas al reembolso de los depósitos en caso de cancelación, fijándose bien en los motivos especificados.

Desde ANETA invitamos a que las empresas, que son las conocedoras de su clientela, procuren negociar para conseguir un aplazamiento del servicio, para que el proceso de devolución o, en el peor de los casos, el proceso legal, sea la última opción. En este sentido, métodos como bonos de uso, cheques regalo del servicio y acciones similares pueden ser una alternativa.

Recomendamos, también, prestar especial atención a las cláusulas de la póliza de seguro suscrita en cuanto a cobertura de las cancelaciones y los motivos. ANETA está negociando con la entidad aseguradora para que los cobros de las próximas cuotas, semanas/meses, se aplacen hasta que se solucione la crisis en la que se encuentran las empresas. También hemos solicitado la ampliación de la cobertura durante el tiempo que dure la pandemia y la inactividad de las empresas de Turismo Activo.

“Hemos reclamado a la Secretaría de Estado, además de las medidas de mitigación del daño que estamos sufriendo, que nos permita participar en el diseño y puesta en marcha de una campaña de promoción específica para el sector del Turismo Activo”

¿Ya se están tomando medidas para paliar los efectos negativos del coronavirus en el Turismo Activo?

Desde ANETA analizamos con atención las medidas que ha ido y seguirá tomando el Gobierno de España, y valoramos cómo pueden afectar al sector en su conjunto. Diría que nos preocupa especialmente lo que se refiere a los autónomos, porque las empresas de Turismo Activo son, en su gran mayoría, pequeñas empresas y profesionales autónomos. Nuestra gran preocupación es que las medidas tengan en cuenta las singularidades de nuestro tejido empresarial, y así se lo hemos transmitido tanto a la Secretaría de Estado de Turismo, como a los responsables autonómicos a través de las asociaciones regionales.

Medidas de financiación a través del ICO

Por señalar algunos temas concretos que nos preocupan con respecto a las decisiones que se han tomado hasta la fecha, las medidas de financiación a través del ICO para el sector turístico solo están disponibles para una serie de códigos CNAE, que clasifican las actividades económicas que se pueden beneficiar de ellas, y la mayor parte de las empresas de Turismo Activo están registradas con otros códigos.

Esto se debe, principalmente, a que no contamos con un IAE específico. Es decir, un apartado que nos reconozca como empresas de Turismo Activo y Ecoturismo ante la Hacienda pública; por lo que debemos incluirnos en sectores que, en ocasiones, nada tienen que ver con la actividad turística. Por la misma razón, el IVA que soportan las empresas de Turismo Activo es del 23%, frente al 10% del resto del sector turístico. La necesidad de establecer un IAE dentro de la familia turística para el Turismo Activo; y además, de equipar el IVA de nuestras empresas al tipo corriente del turismo, son dos reclamaciones históricas del sector.

Y, por otro lado, la fuerte estacionalidad que afecta al sector concentra nuestra actividad en los meses de marzo a julio. Esto representa entre el 70% y 80 % de los ingresos de todo el año. La obligación señalada en el decreto de mantener para este tipo de empresas el empleo, durante los siguientes 6 meses de la aplicación de un ERTE, debería eliminarse; porque difícilmente podríamos alargar la campaña de trabajo más allá del mes de octubre.

“Estamos pendientes de todas las decisiones que se están tomando desde las administraciones públicas y actuamos como interlocutores para proponer y apoyar las medidas que puedan acordarse y que contemplen ayudas directas a las empresas de Turismo Activo”

Unas palabras de aliento para las empresas de Turismo Activo frente a la situación actual.

Queremos que las empresas de Turismo Activo sepan que estamos pendientes de todas las decisiones que se están tomando desde las administraciones públicas y de que actuamos como interlocutores para para proponer y apoyar todas las medidas que puedan acordarse en el ámbito autonómico, que contemplen ayudas directas a las empresas de Turismo Activo para paliar los efectos de la crisis.

Somos capaces de afrontar esta situación con el sosiego oportuno, representando el sector del Turismo Activo de forma conjunta, eficaz y con una estrategia definida. Los acontecimientos se van a seguir sucediendo y las consecuencias van a ser demoledoras para muchas empresas, pero debemos sacar también aprendizajes positivos. Se está evidenciando que el Turismo Activo es un sector cohesionado y unido a nivel nacional. Somos empresas ubicadas, y que ejercemos nuestra actividad, en zonas con un grave problema de despoblación. Pero hemos apostado por el territorio e invertido en proyectos empresariales y de vida; ya que, en muchos casos, incluso nos hemos trasladado con nuestras familias a estas zonas aportando población al lugar.

El Turismo Activo es un sector que se encuentra en auge en todo el territorio nacional y que fomenta el turismo sostenible, responsable. Además, de convertir a los turistas en protagonistas de la conservación de nuestro medio natural; involucrando al visitante en la cultural local y en sus tradiciones de manera activa. Esto nos diferencia, y así lo tenemos que hacer valer, de los grandes grupos hoteleros y compañías de restauración.

Queremos transmitir a todos los profesionales del Turismo Activo en España, que ANETA y las respectivas asociaciones regionales estarán ahí en todo momento para apoyarles. Estamos seguros de que vamos a salir fortalecidos de esta situación; porque somos un sector que se caracteriza por ser fuerte y estar muy unido, por lo que superaremos esta crisis entre todos.

“Estamos seguros de que vamos a salir fortalecidos de esta situación; porque somos un sector que se caracteriza por ser fuerte y estar muy unido, por lo que superaremos esta crisis entre todos”

¿Algo más que añadir?

Insistir en la necesidad de empezar a articular una campaña promocional que estimule la demanda interna y permita reactivar la actividad turística una vez superada la crisis sanitaria. Una campaña que tendrá una amplia repercusión en número de empresas y empleos en el medio rural, en zonas despobladas, débiles y frágiles de por sí. El Turismo Activo es esencial en la lucha contra el despoblamiento en las zonas rurales ya que fomentan el imprescindible empleo local.