Por qué debes contratar un seguro si ofreces actividades de trekking

  • 0

Beneficios de practicar trekking

Apostar por tal disciplina es un valor seguro, y más teniendo en cuenta que el ejercicio outdoor, y según varios estudios, ofrece al deportista menor sensación de cansancio y una recompensa anímica mucho mayor que si se realiza ejercicio en el gimnasio o en una pista cubierta.

De hecho, la actividad outdoor, como el trekking, mejora el rendimiento y el bienestar, y especialmente la salud psíquica, las actividades intelectuales como la memoria a corto plazo, y también influye en la concentración, mejorando la creatividad.

Los beneficios de contar siempre con profesionales a la hora de salir a la montaña es que ofrecen las mejores rutas, tanto aquí como en el extranjero y siempre adaptadas a la capacidad física y niveles de cada usuario.

¿Por qué contratar un seguro de trekking?

La organización de rutas por la montaña es algo fascinante, por lo que si te has decidido por realizar actividades de turismo activo, debes tener un seguro de accidentes de montaña, que engloba el seguro de trekking, y que cubre los accidentes derivados de la organización de dicha actividad.

El seguro de accidentes de trekking cubre los siguientes tipos de situaciones:

– Muerte por accidente, donde la compañía de seguros asume el pago del capital garantizado en el supuesto en que el asegurado muera por un accidente derivado de la actividad cubierta por el seguro.

– invalidez permanente, en el que la compañía de seguros pagará el importe contemplado en la póliza si el asegurado sufre un accidente que le cause una invalidez permanente.

– Gastos de asistencia sanitaria, como consecuencia de un accidente que cause lesiones al participante de la actividad que realizamos (senderismo o trekking).

– Rescate y traslado, para el pago de los costes que puede suponer rescatar a un participante lesionado o que ha caído a un lugar poco accesible y del que no puede salir o que se ha perdido, etc. y los traslados a los centros hospitalarios de asistencia.

Los límites habituales en los que se asegura esta actividad de manera automática están en 3.500 metros de altura, aunque puede contratar, si así se indica para el caso, cubrir una altura superior. Además se pueden asegurar rutas en todo el mundo .

Cobro y gestión de rescates en la montaña

Aunque van descendiendo, los accidentes en la montaña pueden llegar a ser graves, por lo que contar con un seguro para la organización de estas actividades debe estar incluido en nuestro plan de acción anual.

Las últimas sentencias en cobro y gestión de rescates en la montaña establecen que las administraciones autonómicas tienen capacidad para organizar sus propios servicios de rescate. Y son las Comunidades Autónomas las que tienen competencia para organizar sus propios servicios públicos de intervención y asistencia en emergencias de protección civil, sin necesidad de acudir forzosamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Aunque hasta la fecha los coste de los rescates en montaña han sido asumidos por los organismos públicos que las han prestado, desde hace un tiempo, las comunidades autónomas intentan cobrarlos, sobretodo en las ocasiones en que el rescate se ha producido por negligencia de la organización o de los propios participantes. Por supuesto, si el rescate se realiza por alguna entidad privada, esta pasará la factura al rescatado o a la organización que lo haya llevado hasta allí.