Las cinco preguntas que debes hacerte antes de practicar Nordic Walking

  • 0

El Nordic Walking o Caminata Nórdica es una actividad deportiva que está causando furor en toda Europa por sus beneficios físicos. Si no puedes correr por edad o por lesiones, si tienes diabetes o el colesterol alto, mejorará tu salud. Si te gusta la montaña y los paisajes, es una oportunidad para observar la naturaleza.

Si bien es una actividad muy respetuosa con la naturaleza y está al alcance de cualquiera, es barata y no hay necesidad de conocimientos especiales o estar en un excelente estado físico, siempre vas a necesitar estar asegurado por obligación legal y por tu tranquilidad.

Ahora bien, supongamos que estás interesado en iniciarte en la Nordic Walking, ¿qué debes saber? ¿qué preguntas deberías hacerte? En este artículo damos respuesta a las 5 preguntas clave para conocer este deporte. Empezamos.

Antes, un poco de historia

¿Cómo surgió? Fue alrededor de los años 30, ante la necesidad de muchos esquiadores de seguir entrenando en épocas que no había nieve, y de esta forma seguir mejorando su condición física.

En 1996 un estudiante presentó una tesis sobre cómo caminar con bastones. Presentó una técnica en la que los bastones se situaban de forma diagonal y que venía derivada del esquí de fondo, y lo combinaba con movimientos de fortalecimiento y estiramientos.

Se comprobó que con esta nueva técnica se ponían en marcha más del 90% de musculatura del cuerpo, más incluso de la que se utiliza en la natación.

El nombre de Nordic Walking no surgió hasta el año 1997, y hoy en día es un deporte extendido por todo el mundo.

1) ¿Podrías darme cinco razones por las que es recomendable practicar este deporte y no otro?

  1. Se ponen en funcionamiento muchos más músculos que practicando running, y es que el 90% de los músculos del cuerpo se ponen en funcionamiento y se tonifican.

  2. El simple uso de los bastones permite realizar un gasto de energía mayor, más o menos un 30-40% más, que lo que gastaríamos sólo caminando.

  3. Mejora el sistema cardiovascular y aumenta la resistencia cardiorespiratoria.

  4. Ayuda a combatir dolencias de espalda, cuello y hombros, y previene enfermedades y lesiones.

  5. Las vibraciones de los bastones además, ayudan a prevenir la osteoporosis al fortalecer los huesos sin dañar las articulaciones.

Además, es muy beneficioso para las personas que hayan padecido cáncer de mama, ya que se imprime cierta fuerza sobre el plexo braquial.

2) ¿Qué debo llevar de forma imprescindible?

  • Unos bastones específicos de Nordic Walking. Deben tener la longitud idónea, 2/3 de la altura de la persona que los lleva. ¿Cómo tomar la medida idónea correctamente? Se puede calcular con un simple cálculo: 0,66 cm * altura de la persona. Aquí tienes una lista de los mejores bastones para Nordic Walking según la web Planeta Nordic Walking.

  • Calzado de Nordic Walking. El calzado también es sumamente importante, ya que unas zapatillas que no sean las adecuadas te destrozarán los pies y te imposibilitarán que disfrutes del camino.

    Por tanto, un calzado adecuado debe garantizar que el pie puede realizar el movimiento fisiológico, tiene que ser ligero aunque con la suela ancha y rígida, y ser capaz de amortiguar el impacto de las amortiguaciones en suelo duro.

  • Ropa de Nordic Walking. Tiene que ser cómoda y que permita moverse de forma ilimitada, haciendo posible movimientos amplios con brazos y piernas. Debe ser ligera y transpirable, y siempre tapar bien la cabeza, ya que se puede llegar a perder hasta un 70% del calor corporal.

  • Otros complementos: Unos guantes de Nordic Walking, por ejemplo, evitarán rozamientos y que se formen ampollas, ya que tienen unos refuerzos especiales en los puntos específicos. Deben ir bien pegados de forma que se tenga sensibilidad con el bastón.

    Otro complemento interesante son los cinturones de bebida para evitar tener que parar.

3) ¿Qué aspectos básicos comprende la técnica del nordic walking? 

  • Primero de todo, debes aprender a caminar de forma natural. Muchas personas no prestan atención a la manera que tienen de caminar pero muchas no lo hacen correctamente. La manera idónea es apoyando primero el talón en el suelo y termina cuando los dedos del pie empujan y se separan del suelo, levantando así todo el pie.

  • Los hombros debes tenerlos relajados, así que también tendrás que controlar no coger demasiado fuerte el bastón. Las manos y a su vez los bastones deben situarse siempre cerca de tu cuerpo, y además y muy importante, el bastón debe mantenerse en posición diagonal.

  • De forma coordinada, cuando avances el pie izquierdo debería avanzar al mismo tiempo el brazo derecho.

  • La manera de empujar el bastón deberías intentarlo ejercer detrás de la línea con la pelvis, y abriendo la palma de la mano cuando finalice ese empuje, llevándolo rápidamente hacia adelante.

4) ¿Qué calentamientos son recomendables realizar antes de comenzar la sesión de Nordic Walking?

Suponen calentamientos, tanto físicos como mentales, todo aquel ejercicio orientado a prepararnos para una actividad que se producirá justo después.

Antes de entrenar se marcha ligeramente, así el cuerpo va cogiendo temperatura. Los ejercicios deben ser en todo caso divertidos y variados.

Pero, ¿cómo debe ser ese calentamiento para que realmente sea adecuado?

  • Progresivo: Se debe comenzar de forma suave e ir subiendo la intensidad según la persona se va viendo preparada.

  • Eficaz: Tras terminar el calentamiento la persona debe sentirse preparada para comenzar la Nordic Walking.

  • Multilateral: Deben ser ambos lados del cuerpo sobre los que se debe focalizar el calentamiento, no sólo uno de los lados, aunque seas diestro o zurdo, no importa. Ambos lados deben haber calentado con los movimientos.

  • Específico: En especial para realizar posteriormente una sesión de Nordic Walking, debes calentar específicamente las articulaciones que más se trabajan con la actividad. Lo mejor es, ya al final, incorporar en el calentamiento algunos gestos típicos técnicos que realizarás en la actividad.

  • Individualizado: Suele recomendarse que los calentamientos se realicen con instructores titulados para que puedan asesorar a la persona de forma individualizada y logren que tanto el calentamiento como la actividad se adecúe a las particularidades personales de cada uno.

5) ¿Por qué es tan importante tener un seguro para practicar Nordic Walking?

Como toda actividad de turismo activo, la empresa que la lleva a cabo está expuesta a ciertos imprevistos y riesgos que la propia actividad entraña.

Las organizaciones que se dediquen al turismo activo, pues, tienen que hacer frente a las consecuencias que conlleve la realización de la actividad, y por lo tanto, deben poseer un seguro que proteja tanto a la empresa como a los participantes de la actividad, terceras personas y guías.

Los dos seguros con los que deberás contar como empresa que se dedica al turismo activo son el seguro de responsabilidad civil y el seguro de accidentes.

Cada uno cubre cosas distintas, te lo explicamos con un ejemplo para cada tipo de seguro.

Si practicando la Nordic Walking con un grupo de personas, alguna de ellas no usa bien el bastón y lo rompe, ese daño material imputable al asegurado (la empresa, en este caso al guía que estuviese con el grupo) quedaría cubierto por el seguro de responsabilidad civil, al igual que cualquier daño personal que pudiera ocasionarse.

Sin embargo, si en medio de una sesión de Nordic Walking alguna persona del grupo sufre un ataque de ansiedad, o se cae y se rompe la tibia, el seguro de accidentes cubrirá tanto los gastos de rescate y salvamento, como los gastos de asistencia sanitaria.

Dicho esto, tener la cobertura de los seguros adecuados y obligatorios es sencillamente esencial para poder desarrollar la actividad como empresa de turismo activo sin problemas y con total seguridad. urquía&bas tiene las mejores coberturas con los mejores profesionales a tu disposición.