Primeros Auxilios en Montaña: Verdad o Mito

0
884

Como en todo en esta vida, en los primeros auxilios en montaña, se han creado una serie de mitos y leyendas que nos generan unas creencias que nos bloquean a la hora de actuar y nos llevan a cometer errores, por eso, lo primero que te vamos a recomendar encarecidamente es que realices un curso específico de primeros auxilios en montaña. Por ejemplo, el que realizan en Rumbo Oeste.

Y ahora si, vamos allá, a por los grandes mitos que sobrevuelan los primeros auxilios en montaña.

Verdad o Mito en los primeros auxilios en montaña

¿Un curso habitual de primeros auxilios ya es suficiente y me sirve para la montaña?

La verdad es que no, los cursos de primeros auxilios básicos que se imparten habitualmente están pensados para lugares fácilmente accesibles y a los que se puede llegar en un plazo corto de tiempo, por lo que las técnicas que vas a aprender en ellos, cuentan con que el herido o enfermo va a estar atendido por un médico rápidamente.

Y ahora te pregunto a ti, como guía de turismo activo ¿Cuánto tarda en llegar un servicio de rescate hasta el lugar donde se produzca el accidente en la montaña? Da igual quien te rescate o llevas un médico en el grupo o ese tiempo va a ser mucho más largo que si estás cerca de una ciudad o de una carretera. Siempre te insistiremos en que te formes de verdad y que lo hagas de la forma adecuada para que ninguno de estos factores, sea un problema.

Si lo hago mal soy yo el responsable

Por desgracia esto es algo que hemos oído muchas veces. Si tú como guía no intentas salvar a una persona, entonces sí eres el responsable y podrías estar cometiendo un delito de omisión de socorro (art 195 del código penal) pero si lo intentas, aunque algo salga mal, no vas a tener responsabilidades penales. No eres un médico por lo que no puedes ni debes actuar como tal, pero si has hecho todo lo aprendido en tus cursos de primeros auxilios para salvarlo (aunque no hayas hecho lo correcto médicamente hablando) has hecho lo correcto como persona y como guía.

El torniquete es mejor no usarlo

De los mitos que hay alrededor del torniquete podríamos hacer un post entero, pero voy a resumir y centrarnos en los más comunes.

Primero, no se puede hacer un torniquete con cualquier cosa, lo más recomendable es llevar uno homologado en el botiquín, y a poder ser, que sea bueno, ya que los “malos” se rompen antes del primer uso (la diferencia entre uno bueno y uno malo son unos 30€ y UNA VIDA).

Otro de los grandes mitos es que solo se puede poner cuando hay una amputación completa de una extremidad. Pero esto tampoco es cierto, el torniquete se pone en una extremidad (esto sí es cierto) si hay una pérdida masiva de sangre que no podemos contener, independientemente si hay amputación o no.

Por último, pero no por ello menos importante, hay un mito que dice que el torniquete se tiene que aflojar cada dos horas. No lo hagas, de verdad, deja que sea un médico quien lo quite, es mejor perder una pierna que morir.

En todo curso de primeros auxilios en montaña deberían impartir el uso del torniquete.

primeros auxilios en la montaña
Curso de Primeros Auxilios en la montaña impartido por Rumbo Oeste.

Hay que llevar un tubo de Guedel

En un botiquín de primeros auxilios en montaña, solo debes llevar lo que sepas usar, así que llevar por llevar un tubo de Guedel (tubo orofaríngeo para mantener las vías respiratorias abiertas), si no sabes ponerlo… pues como que no es necesario, puedes causar daños mayores que aquellos que quieres evitar

Para poder poner un tubo de Guedel, lo primero que necesitas es que la persona a auxiliar esté inconsciente, si no es así, es imposible ponerlo. Una vez puesto en alguien inconsciente, si esta persona se despierta vas a tener un problema porque no lo va a soportar.

Pero hay otras opciones para dejar abiertas las vías respiratorias sin la necesidad de que nuestro herido esté inconsciente y sin peligro de hacerle un estropicio. Nuestra solución es la cánula nasofaríngea, mucho más sencilla de poner y menos arriesgada, pero esto lo aprenderás en un buen curso de primeros auxilios, tenlo claro.

Hay que aspirar el veneno de una serpiente o escorpión.

Seguro que esto lo has visto en muchas películas del oeste, pero no lo hagas, no le estás haciendo absolutamente nada. Lo que vas a conseguir es que el veneno entre en ti.

Lo que debes hacer es:

  1. Intentar que la persona a la que le ha picado, esté lo más tranquila posible
  2. Lavar la herida y, si puedes identificar que es un veneno mortal, poner un torniquete para que no se mueva mucho por el torrente sanguíneo
  3. Si tienes la oportunidad, fotografía al animal causante de la picadura a fin de que los servicios médicos sepan cuál es el antídoto adecuado.

Seguro que has oído alguno de estos mitos en los primeros auxilios en montaña o incluso lo has podido creer, pero la mejor forma de no caer en ellos es la formación, así que… ya sabes, fórmate y aprende lo máximo posible. Es la mejor vía para llegar a ser un buen profesional. Así que…

¿A qué estás esperando?

Gestión Radical


¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!