Rocódromo para niños: ¿es una buena inversión?  

  • 0

La escalada es identificada en demasiadas ocasiones como una actividad peligrosa, sobre todo por aquellas personas que desconocen la realidad de esta práctica deportiva. Sin embargo, cumpliendo con unos mínimos básicos de seguridad, se trata de un deporte completamente seguro y con unos enormes beneficios para quienes la practican. La constante superación de retos a la que obliga, el compañerismo, la importancia del cuidado del material y de la ayuda a los otros participantes o la asimilación de unas pautas de seguridad son solo algunos de los valores positivos que conlleva. Un rocódromo para niños ofrece la oportunidad de difundir este deporte entre los más pequeños y de hacerlo.

 

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un rocódromo para niños?

Estas estructuras artificiales permiten acercar a los escolares la escalada sin necesidad de desplazarse con ellos hasta lugares alejados de los centros de población. Por ello, entre semana, después de clase, pueden dedicar unas horas a conocer su uso y a ir mejorando, sin salir de un entorno urbano, seguro y cubierto de las inclemencias del tiempo, algo que se valora especialmente cuando llegan los meses de invierno.

El rocódromo tiene la ventaja de contar con presas artificiales fabricadas en materiales muy adherentes y de las que no existe riesgo de que se desprendan de la pared. Por otra parte, eliminan uno de los riesgos más temidos por parte de los escaladores en el caso de una caída, que es dejar sin querer la falange de un dedo bloqueado en un agujero.

Como forma de ensayo para la escalada al aire libre, el rocódromo para niños permite ir mejorando poco a poco la práctica, ensayar situaciones diversas y entrenar las distintas técnicas de escalada. Con él se puede disfrutar de juegos para escalar. Brinda, además, el escenario ideal para realizar un ejercicio físico tonificante y cardiovascular.

 

¿Qué normativas debo cumplir como empresa?

La instalación de un rocódromo se debe guiar por la Normativa UNE-EN 12572-3:2009. Además hay que atender a normativas UNE relativas a los materiales empleados, como el arnés, la cuerda, el casco y elementos de aseguramiento y progresión. En menores de edad es importante que las presas estén adaptadas a su tamaño y no sean lesivas. Por otra parte, tanto la instalación como las propias actividades de escalada deben estar supervisadas por personal profesional como los Técnicos Deportivos de Montaña y Escalada.

 

¿Es interesante para mi empresa contar con un rocódromo para niños?

La instalación de un rocódromo destinado a los más pequeños es una forma de ofrecer un servicio diferencial para los amantes del deporte al aire libre y, en especial, de la escalada. De esta forma, los escolares pueden dar sus primeros pasos en este deporte de manera completamente segura y sin importar las veces que se equivoquen. Crear una escuela en la que se impartan clases algunos días a la semana puede ser una excelente línea de negocio durante los meses de más frío y menos luz del año. Además, puede ser el complemento perfecto a las salidas al aire libre.

Por otra parte, permite que distintos niños progresen de acuerdo con su nivel bajo la supervisión permanente de profesionales. En algunas Comunidades Autónomas incluso se están celebrando competiciones de escalada para niños en rocódromos, una actividad con cada vez mayor número de seguidores.

 

New Call-to-action