Seguro de aventura: haz que tus clientes se diviertan con seguridad

  • 0

La práctica de un deporte de aventura puede entrañar riesgos aunque se tomen todas las medidas de seguridad necesarias. Un error o un imprevisto puede dar lugar a un accidente en el que alguien se lesione. Para afrontar estas situaciones, contrata los seguros idóneos para el tipo de actividad que lleves a cabo. Descubre tu seguro de aventura y las coberturas que tiene.

New Call-to-action

Seguro de aventura: responsabilidad civil y accidentes

Las razones principales por los que debes contratar un seguro son las siguientes: para proteger a tus clientes, para poder solucionar cualquier problema de forma rápida y para proteger tu empresa y tu patrimonio. Antes de organizar la práctica de un deporte de aventura deberás contratar dos tipos de seguros, los cuales conforman tu seguro de aventura:

  • El seguro de responsabilidad civil. Este seguro cubre los daños personales y materiales que el organizador de la actividad o los participantes puedan producir a terceras personas como consecuencia de la actividad desarrollada. En algunos supuestos la persona afectada puede reclamar indemnizaciones millonarias y sin un seguro de responsabilidad civil te podrías ver obligado a cubrir la indemnización con el patrimonio de tu empresa y con el tuyo.

El seguro de responsabilidad civil tiene varias coberturas esenciales: el pago de las indemnizaciones que se reclamen, los gastos de defensa (honorarios de abogado y procurador) y los informes periciales que sean necesarios para el caso.

  • El seguro de accidentes. Este seguro cubre los daños personales que pueden sufrir los participantes en una actividad de deporte de aventura. Las coberturas del seguro suelen ser: gastos de asistencia médica para la curación del accidentado y gastos de rescate y salvamento (para el caso de que el cuerpo de bomberos los cobre).

Por lo tanto, si quieres organizar un deporte de aventura y hacerlo con total tranquilidad deberás contratar estos dos seguros. Por otra parte si, por ejemplo, tu empresa organiza también el viaje al lugar en el que se practica el deporte de aventura tendrás que contratar un seguro de caución si deseas obtener las correspondientes autorizaciones.

¿Cuánto cuesta un seguro de aventura?

El coste del seguro de aventura, es decir, el coste del seguro de responsabilidad civil y el seguro de accidentes, es mínimo si lo comparas con las situaciones de las que te puede proteger. Para que te hagas una idea, para una actividad que tenga un coste de unos 40 euros por persona, el coste del seguro de aventura puede ser de un 1 % (el coste final dependerá de la actividad), por lo que supondrá un gasto de 0,4 céntimos por participante. Además, deberás tener en cuenta que cuantos más participantes haya en la actividad menor será el precio.

Con ese coste por persona puedes llegar a cubrir indemnizaciones de hasta 1,5 millones de euros. Por lo tanto, se trata de un precio muy reducido si lo comparamos con la gran tranquilidad que aporta el seguro.

No obstante, antes de contratar el seguro analiza cuidadosamente la póliza, puesto que no solo debes tener en cuenta el precio, sino también las coberturas que ofrece, las exclusiones y limitaciones, las personas a las que cubre, etc.

Con el seguro de aventura harás que tus clientes se sientan cómodos y protegidos en caso de que ocurra algo, y a la vez garantizarás la continuidad de tu empresa al proteger tu patrimonio.

New Call-to-action