Qué actividades ofrecer para atraer turismo rural con niños

  • 0

El turismo rural con niños es un reclamo que podemos incorporar a nuestra empresa. De hecho, muchos padres son dinámicos, les gusta disfrutar de la naturaleza y practicar actividades con cierto regusto a aventura sin que, por ello, deban dejar a los niños aparcados en casa de los abuelos o renunciar directamente a esta posibilidad de diversión en familia. En este sentido, el turismo rural con niños está muy en boga y es vital que nuestra empresa esté a la altura de las necesidades y exigencias de estos aventureros grandes y pequeños.

De modo que recomendamos que todas las empresas echen un vistazo a su catálogo de actividades y se aseguren de ofrecer una o dos (como mínimo) que resulten adecuadas para que los niños puedan realizarlas en compañía de sus padres o adultos.

New Call-to-action

Análisis de las actividades que podemos ofertar para enriquecer el turismo rural con niños

Excursiones a caballo

Una excursión a caballo la disfrutan tanto grandes como pequeños. De hecho, estos últimos aún más dado que, además de poder realizar una actividad muy divertida en plena naturaleza, podrán conocer y alternar con un caballo. No en vano, estos animales se caracterizan por su nobleza y despiertan sentimientos muy tiernos. Así, es habitual encontrar numerosas empresas de turismo activo muy perspicaces que ofrecen caballos muy mansos o ponis para los niños.

Escalada con niños

Con la seguridad que proporciona un arnés de pecho, unos pies de gato de su talla (o lo más aproximado posible) y un monitor especializado, es posible ofertar una actividad de turismo rural con niños muy divertida. Lo cierto es que la mayoría de empresas ofertan la escalada para niños a partir de los cinco años que es cuando han desarrollado al máximo sus habilidades psicomotrices y son más conscientes de lo que se les pide.

Por cierto, tampoco está mal la opción de las vías ferratas, dado que el ascenso es mucho más asumible para los niños. Si quieres más información al respecto y ver en qué consisten exactamente, no te pierdas nuestro post sobre vías ferratas.

Rutas de senderismo

Seguramente estemos ante una de las actividades más sencillas de poner en práctica cuando hablamos de turismo rural con niños. Por supuesto, siempre debemos tener presente la edad de los niños y su disposición al esfuerzo a la hora de escoger un itinerario más llano o quizás con cierto desnivel.

Recoger setas

Si en nuestra empresa de turismo activo contamos con un micólogo o podemos contratar los servicios de uno, siempre es un acierto incorporar esta actividad a nuestro catálogo. Aunque es cierto que solo podremos ofrecerla en épocas concretas del año.

Descenso en barrancos, ¿por qué no?

La práctica del barranquismo también es factible para los más pequeños. Por lo tanto, no es nada descabellado ofertar una actividad de turismo rural con niños repleta de aventura y emoción gracias a los barrancos. Eso sí, es preciso escoger un itinerario sencillo y asequible y, por supuesto, que la familia se encuentre ávida de aventuras y no encuentre reparos a saltar.

Rafting

También deberíamos ofertar el rafting tanto para padres como sus hijos. Aunque es preciso que éstos tengan un mínimo de edad que, como regla general, suele fijarse en los 7 años. Y, cómo no, que el tramo del río se distinga por ofrecer agua quietas y con pocos sobresaltos.

New Call-to-action

Deja un comentario