¿Qué hacer en caso de accidente en la naturaleza?

  • 0

Los accidentes son la cara del deporte de aventura que nadie desea vivir, pero toda actividad en la naturaleza está sujeta a ciertos riesgos para sus participantes. Una mala planificación de la actividad, una escasa preparación física, la falta de hidratación o un uso inadecuado de material técnico son factores que pueden ocasionar un incidente de gravedad. Pero incluso poniendo de tu parte todas las precauciones necesarias, existe la posibilidad de que se produzca una avalancha o una caída de rocas. Así que, ¿sabes qué hacer en caso de accidente?

Antes de empezar, te recomendamos que le eches un vistazo a un artículo que hemos preparado con uno de los básicos de la seguridad en el turismo activo, la conducta PAS, ¡haz clic aquí y descúbrela! Es la introducción perfecta para este artículo.

La importancia de una intervención correcta: protocolo PAS

En una situación de emergencia en la montaña que pueda incluso obligar a realizar un rescate, actuar de la forma correcta marca la diferencia entre encontrar una solución satisfactoria o provocar un agravamiento que puede ser irreversible. Ante un accidente, debes conocer de antemano cuáles son las pautas de actuación.  El protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) es una excelente guía de actuación en situaciones como las que estamos describiendo. Consiste, de forma resumida, en lo siguiente:

   Proteger. La prioridad es que el accidentado esté a salvo, al igual que las personas cercanas y tú mismo. De poco sirve proteger a la una persona que ha sufrido el impacto de unas rocas si el resto de participantes en la actividad no se resguarda y al poco tiempo sufren el mismo percance. No hay que mover a la víctima a excepción de que exista un riesgo evidente de explosión o incendio. Se debe crear una zona de seguridad para el accidentado y señalizar el lugar del accidente, así como portar un chaleco reflectante para identificar a todas las personas próximas.

   Alertar. Tras asegurarte de que todo el mundo está a salvo, llama al teléfono 112 para recibir asistencia urgente Si, por ejemplo, el accidentado precisa de una reanimación cardiopulmonar precoz, debes realizarla tras la llamada. La petición de ayuda es el primer paso para poner en marcha la cadena de supervivencia, el nombre que reciben las estrategias que deben llevarse a cabo en caso de parada cardiorrespiratoria.

   Socorrer. Hasta que se personan los profesionales sanitarios, hay una serie de asistencias que pueden realizarse a la persona accidentada. Solo las personas que estén cualificadas deben realizar estas acciones, sin olvidar que no se debe mover a la víctima sin conocer ni las lesiones que padece ni su alcance, salvo en caso de peligro inminente. En muchos casos, tampoco es aconsejable que el accidentado beba agua, ya que pueden producirse aspiraciones.

New Call-to-action

La reanimación cardiopulmonar básica (RCP):

La RCP es una técnica de primeros auxilios que debe aplicarse en caso de parada cardiorrespiratoria con el objetivo de mantener con vida a la víctima de un accidente hasta que llegue los servicios de emergencia. Tras 5 minutos sin aporte de oxígeno, las lesiones cerebrales que se producen son irreversibles, así que la RCP puede marcar una enorme diferencia.

Para no causar daño por una práctica incorrecta, debe ser aplicada solo por personas que estén formadas para ello. Con la ayuda de un desfibrilador externo semiautomático la reanimación es más sencilla, pero en la montaña no se puede disponer de uno.

La RCP básica debe realizarse si la respiración se ha detenido por completo y si, después de tomar el pulso, no hay respuesta a estímulos físicos ni se detectan señales de circulación. Tras esta comprobación, se deben llevar a cabo estos 3 pasos:

  1. En primer lugar, colocar al accidentado boca arriba, con los brazos y las piernas alineados sobre una base rígida.
  2. Situar una mano en la frente y con la otra, tirar del mentón hacia arriba y verificar si la persona respira con normalidad con la vía aérea abierta.
  3. Si no respira bien, hay que llevar a cabo 30 compresiones en la parte central del pecho y efectuar dos insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada. Las compresiones y las insuflaciones deben alternarse en una secuencia de 30 compresiones y 2 insuflaciones, de manera que se realicen 100 compresiones cada 60 segundos.

Es fundamental realizar el RCP hasta que el accidentado comience a respirar o aparezcan los servicios sanitarios. En este enlace encontrarás toda la información que necesitas para realizar los primeros auxilios fundamentales.

Para saber qué hacer en caso de accidente, ponte a prueba con simulacros y ensayos

Como guía de montaña es fundamental que sepas qué hacer en caso de accidente antes de que se produzca. Seguir el protocolo de actuación PAS y dominar la RCP, así como mantener la calma, son procedimientos clave para afrontar tal situación.

Para estar preparado y saber cómo actuar en caso de accidente, es necesaria tanto una formación teórica como una formación práctica. Los simulacros de accidentes son el mejor ejercicio para ensayar las actuaciones que deben llevarse a cabo. En un simulacro se pueden repetir las actuaciones tantas veces como sea necesario, lo cual facilita su interiorización.

Dicho esto, otro elemento que no puede faltar durante la realización de una actividad de montaña es el teléfono móvil, siempre cargado y con una batería de repuesto. Asimismo, es recomendable que conozcas de antemano la cobertura en la zona a la que te diriges, los números de emergencias y los distintos sistemas de localización, al igual que tu coordenadas en todo momento. Existen numerosos medios para actuar de forma correcta en caso de accidente, pero para ello es imprescindible conocerlos y gestionarlos bien.

New Call-to-action