Cinco consejos que dar a los clientes interesados en el descenso de cañones

  • 0

Cada vez son más las personas que se interesan por los deportes al aire libre, en contacto directo con la naturaleza. Ese auge es una buena noticia para empresas como la nuestra, que se dedican a ofrecer actividades y a organizar competiciones deportivas. El descenso de cañones combina altas dosis de aventura, relación con la naturaleza y el medioambiente, belleza, seguridad y accesibilidad, puesto que, en muchos casos, el descenso no requiere ni de un gran esfuerzo físico ni de un gran estado de forma. Todo ello hace que cada año aumente el número de los que quieren probarlo.

Como profesionales dedicados a brindar este servicio, debemos recordar siempre que la experiencia debe girar en torno a los gustos y las necesidades del cliente, pero también que un cliente satisfecho querrá repetir la experiencia y además la compartirá con sus allegados, que a su vez pueden convertirse en nuevos clientes. Por todo ello resulta importante aconsejarle bien y poner todo de nuestra parte para que la jornada resulta un éxito. Estos cinco consejos pretenden ir en esa dirección:

New Call-to-action

Descansar el día anterior a la actividad

No parece algo tan obvio, pero hay que recordar que una jornada de deporte al aire libre puede resultar agotadora, incluso aunque el descenso en cuestión no presente una especial dificultad. No realizar esfuerzos físicos el día anterior y descansar con las horas de sueño que necesite cada persona para encontrarse bien al día siguiente es importante para no llegar al final de la jornada ‘desfondado’. De paso, también es interesante recordar que, al día siguiente, puede darse algún dolor muscular sin importancia, como las populares agujetas.

Calentar los músculos antes de comenzar

Cualquier aficionado al deporte sabe que es bueno calentar antes de realizar deporte. Por una parte, sirve para que la sangre circule mejor por los músculos y, por otra, aumenta el ritmo cardiaco y, por lo tanto, prepara el cuerpo para ejercitarse. Es una buena idea que el guía oriente al grupo sobre qué movimientos realizar. Tras la actividad, la contrapartida al calentamiento son los estiramientos, lo que reducirá las agujetas del día siguiente.

Vestir con la ropa y el calzado adecuados

Esta es una de las cuestiones que más preocupa a los que realizan un descenso de cañones por primera vez, pero no debería suponer ningún quebradero de cabeza. En primer lugar, la empresa provee de los elementos como el casco, mosquetones, cuerdas, escarpines, etc. La ropa que hay que vestir estará marcada por las condiciones climatológicas, pero en general es bueno recomendar que acudan con una camiseta térmica (lycra) debajo del neopreno, el propio traje de neopreno, ropa de abrigo, calzado deportivo o bota de montaña de caña alta y calzado de recambio. Otros útiles serán el bañador y la toalla y tanto agua como barritas energéticas.

Tener confianza plena en el guía de la actividad y seguir sus indicaciones

El guía de la actividad es el mejor aliado para los participantes en el descenso de cañones. No solo por sus conocimientos técnicos y de la zona en la que se desarrolla la toda la jornada, sino porque cuenta con una experiencia que le ayudará a solventar cualquier incidencia que pueda surgir. Informar a los clientes de la formación y de los conocimientos que posee el guía aumentará la confianza en él y hará más placentera la actividad. También hay que informar a los participantes de que comuniquen al guía si en cualquier momento no se encuentran bien o tienen alguna necesidad especial.

Respetar y preservar el entorno

Un cañón es un elemento de la naturaleza vivo, que forma parte de un ecosistema más amplio que hay que cuidar y respetar. Es responsabilidad de las personas que pasan por él preservarlo y asegurarse de que, después del descenso, queda en las mismas condiciones en las que estaba antes. Inculcar esto a los clientes hace que la actividad sea sostenible y ayuda a que ellos mismos sean los que transmitan la misma actitud a los futuros participantes.

New Call-to-action

Deja un comentario