Cómo afecta la nueva Ley del Deporte en la regulación del Turismo Activo

Hace años que el sector del Turismo Activo reclama una regulación de la profesión a nivel estatal. Y es que, a pesar de su creciente importancia (se estima que hay más de 4.000 empresas dedicadas al turismo de experiencias de aventura), su regulación continúa presentando lagunas.

Una de las últimas noticias que genera malestar en el sector, es la llegada de la nueva Ley del Deporte. Te explicamos cómo afecta el anteproyecto de Ley del Deporte y qué reclaman algunas asociaciones de Turismo Activo como la de Valencia (CV ACTIVA).

En diciembre de 2021 se aprobó el Anteproyecto de la nueva Ley del Deporte. Un texto elaborado por el Ministerio de Cultura y Deporte para actualizar el marco jurídico del deporte (la ley vigente es de 1990).

Como notas positivas, este proyecto de ley reconoce la actividad física como un derecho, impulsa la presencia de la mujer en el sector y regula la figura del deportista y las entidades deportivas.

Sin embargo, invade competencias.

A pesar de su voluntad de mejora, algunas organizaciones como la Associació de Turisme Actiu de la Comunidad Valenciana consideran que la nueva normativa:

  • invade competencias
  • genera inseguridad en los empleos del sector
  • debilita el turismo de interior y de naturaleza

El anteproyecto de ley de profesiones del deporte debilita el Turismo Activo en la Comunitat Valenciana.

¿Por qué?

Actualmente, la ley considera como empresas turísticas a las empresas dedicadas al Turismo Activo y al ecoturismo. Ahora bien, al no existir una formación específica para los profesionales del sector, estos dependen de las titulaciones deportivas.

Y es que el proyecto de ley pretende imponer las titulaciones de formación profesional y universitarias de la familia de las actividades físicas y deportivas, al ámbito del Turismo Activo. Para que se entienda, determina quién es competente para ejercer actividades guiadas como:

  • rutas de senderismo
  • bicicleta
  • descensos de barrancos
  • actividades de escalada
  • rafting
  • otros

En este sentido, la asociación de empresas de Turismo Activo y ecoturismo de la Comunidad Valenciana (CV ACTIVA) (ya regulada por el Decreto 22/2012, de 27 de enero) denuncia que carece de justificación impedir legalmente el ejercicio de esta profesión a profesionales con titulaciones, acreditaciones y experiencia, que les capacitan perfectamente para desempeñar con seguridad tales competencias profesionales.

Los turistas no quieren competir

Según declaraciones del presidente de CV ACTIVA, Fernando Falomir,  “el objetivo de los turistas no es competir entre ellos, ni obtener una marca, ni una clasificación, ni siquiera un rendimiento deportivo”.

Seguramente también coincidas en que, durante la realización de actividades de deportes de aventura, los turistas no buscan un plan de entrenamiento. Solo quieren pasar un buen rato y tener una bonita experiencia que recordar.

Más del 60% de las actividades no estarían reguladas

Por otro lado, existe un problema de clasificación de las actividades de Turismo Activo vinculadas a las profesiones del deporte.  En un estudio liderado por el doctor Lázaro Mediavilla Saldaña, de la Universidad Politécnica de Madrid, se pone de manifiesto que los títulos de técnicos deportivos no llegan a cubrir ni un tercio del total de actividades catalogadas como modalidades de Turismo Activo por la European Confederation of Outdoor Employers (la organización europea sin ánimo de lucro que vela por los intereses de los empresarios que se dedican a las actividades al aire libre).

En este sentido, más del 60% de actividades de Turismo Activo – como el puénting o el paintball – no están en el currículum formativo de ninguna titulación oficial y, por tanto, no estarían reguladas académicamente dentro de los técnicos deportivos.

Inquietud del sector ante la nueva Ley del Deporte

El sector del Turismo Activo desconoce qué va a ocurrir con las actividades que no se incluyan en ninguna titulación oficial.

De hecho, de las 67 actividades de Turismo Activo, solo se imparte formación en siete modalidades deportivas, y todas estas titulaciones se realizan en ciudades de más de 20.000 habitantes, lo que dificulta el acceso a personas del medio rural.

Esta situación genera una gran inquietud, ya que les situaría en la ilegalidad y podrían ser objeto de sanciones administrativas por intrusismo profesional.

De las tirolinas al kitesurf: nuevas disciplinas que exigen especialistas.

Por su parte, el consejo General de la Educación Física y Deportiva (COLEF) solicita que la futura Ley del Deporte reconozca todas las actividades y entidades deportivas, no solo las del ámbito competitivo institucionalizado, ya que está olvidando al 85,21% de los practicantes deportivos.

Comparativo de las alegaciones del Consejo COLEF.

Por ello, propone la introducción de tres artículos que definan y contextualicen, como marco común de referencia, las actividades deportivas recreativas, sociales y sociosanitarias dando pie a que todo el sector deportivo, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales tengan un lenguaje común a la hora de crear nuevas normativas y actividades.

¿Hay luz al final del túnel frente a esta nueva Ley del Deporte?

Con el lema #RegulaciónProfesionalYa, COLEF y la patronal del Turismo Activo (ANETA) han anunciado acuerdos para la profesionalización del sector y han estrechado lazos para mejorar la ordenación profesional.

Por Laia Dolcet (Deparaula)

Otros usuarios leen