Señales senderismo: Conoce su correcta utilización e importancia

  • 0

Las señales de senderismo juegan un papel fundamental en esta modalidad deportiva. Se encargan de informar acerca de si estamos en un sendero de gran recorrido (GR), de pequeño recorrido (PR) o en un sendero local (SL).

Cualquier senderista que recorra un trayecto marcado por estas señalizaciones encontrará una valiosa información en la rotulación, pues conocerá, no solo el tiempo que le llevará recorrerlo, sino también con qué otras variantes enlaza, si tiene continuidad o si va a encontrarse con un cambio de sentido.

Como empresa dedicada a ofrecer servicios de turismo de aventura y montaña, somos responsables de que nuestros clientes puedan disfrutar de un señalización adecuada y en buenas condiciones de mantenimiento, por ello debemos estar familiarizados con ella.

New Call-to-action

Señales senderismo: ¿Cómo son para cada ruta?

En función de la extensión de cada tipo de ruta se utilizan diferentes señales de orientación. Podemos encontrar las siguientes:

Ruta de gran recorrido (GR):

Por rutas de gran recorrido entendemos aquellos recorridos que implican más de una jornada entera andando, puesto que suelen extenderse durante más de 50 km. Las señales de senderismo en esta clase de rutas exigen una rotulación compuesta por la denominación “GR” (en mayúsculas y sin espacio ni comas entre ellas) + la “R” identificativa de marca registrada (®) + un espacio en blanco + la numeración que corresponda. Ejemplo: “GR® 160” o “GR® 1.1”. La asignación del número en la señal corresponde a la Federación de Deportes de Montaña (FEDME). Asimismo, un sendero de gran recorrido es identificable por el uso combinado de los colores rojo y blanco.

Ruta de pequeño recorrido (PR):

Las rutas de pequeño recorrido no sobrepasan los 50 km, de forma que pueden recorrerse en un solo día. Este tipo de senderos se identifican con señales de senderismo de color blanco y amarillo, y las siglas PR. Las federaciones autonómicas correspondientes son las encargadas de asumir todo lo relativo a enlaces, variantes y derivaciones. En cuanto a su rotulación, esta consiste en “PR” (en mayúsculas y sin espacio) + la “R” identificativa de marca registrada ® + guión + código territorial + espacio + el numeral que corresponda. Ejemplo: “PR®-V 141” o “PR®-AS 14.1”.

Sendero local (SL):

Los senderos que no superan los 10 km de recorrido son considerados senderos locales. Cuentan, al igual que los demás, con una rotulación específica. En concreto, se identifican de la siguiente forma: “SL” (en mayúsculas y sin espacio) + la “R” identificativa de marca registrada ® + guión + código territorial + espacio + el numeral que corresponda. En esta clase de recorridos se emplea para su identificación los colores blanco y verde, además de las siglas SL. En cuanto a su numeración y gestión, esta tarea corresponde a las federaciones territoriales y autonómicas. Ejemplo: “SL®-M 2” o “PR®-TF 10.1”.

 

¿Cómo es la tipología de las señales?

Las señales de senderismo deben responder a una tipología concreta en los casos de continuidad, cambio de dirección, cambio brusco de dirección y dirección equivocada.

  • Continuidad. Dos rectángulos paralelos de 10×5 cm, con una separación de 1 cm. El rectángulo superior es de color blanco, mientras que el inferior puede ser rojo (GR), amarillo (PR) o verde (SL).
  • Cambio de dirección. Dos trazos paralelos separados 1 cm. El trazo que envuelve al más pequeño es de color blanco y el trazo envuelto es del color que corresponde al tipo de sendero (GR, PR o SL).
  • Cambio brusco de dirección. Es similar al de continuidad, pero bajo el trazo de color se coloca otro en forma de “L” invertida en el sentido de la dirección hacia la que se quiere señalizar. El trazo en ángulo recto tiene un tramo paralelo a los dos superiores, del mismo grosor, pero centrado y con la mitad de desarrollo. El trazo perpendicular es de las mismas dimensiones a los dos superiores.
  • Dirección equivocada. Aspa compuesta de dos rectángulos de 15×3 cm superpuestos, uno de color blanco, de abajo izquierda a arriba derecha, sobre otro de color rojo (GR), amarillo (PR) o verde (SL).

Criterios para la señalización de senderos

A la hora de colocar estas señales de senderismo, los expertos se aseguran de que se cumplen una serie de requisitos obligatorios:

  • Que sean comprensibles para una persona sin experiencia alguna en la identificación de senderos y señales.
  • Que sean visibles en ambos sentidos de la marcha.
  • Que cuenten con el permiso del propietario del camino para su colocación.
  • Que sean discretas, eficaces en su cometido y en buen estado de limpieza.

El objetivo principal de toda señalización es garantizar la seguridad de los usuarios. Conocer el significado de las distintas señales y respetar las indicaciones es el primer paso para disfrutar de una actividad de montaña en toda seguridad. Disfruta de la aventura con respeto y precaución.

New Call-to-action