¿Qué botas y materiales de barranquismo son las más aconsejables?

  • 0

El equipamiento personal cobra una importancia única cuando se realiza deporte al aire libre. No se trata solo de contar con ropa y accesorios adecuados a la actividad que se quiere realizar, sino que, a menudo, esos componentes tienen una importancia capital en cuanto a la seguridad. Las botas de barranquismo son el ejemplo perfecto de ello. Se trata del único contacto que se va a tener durante varias horas con el terreno, y una mala elección puede derivar en efectos indeseados que pueden ir desde las rozaduras y otras molestias, hasta torceduras de tobillo y otras pequeñas lesiones. En muchos casos, es al día siguiente cuando se pagan los errores cometidos en esta elección en forma de ampollas, molestias en la zona del tobillo y otros.

Por todo ello, si como empresa vamos a ceder o a alquilar este material a nuestros clientes para realizar un actividad de barranquismo, debemos poner toda la atención en las botas que decidimos adquirir.

New Call-to-action

¿Botas específicas o se pueden usar unas de montaña?

En primer lugar, la primera pregunta que hay que responder es si merece la pena adquirir unas botas específicas de barranquismo o es suficiente con unas de montaña o incluso de trekking, siempre y cuando cumplan unos requisitos mínimo. Aunque las de barranquismo ofrecen las mejores garantías, las otras son perfectamente válidas para este propósito, con la ventaja añadida de que se pueden utilizar, además, para otras actividades que ofrezcamos como empresa.

Pero… ¿cuáles elegir entre tantos modelos?

Existen botas más anchas y más estrechas. Con suela blanda, semidura o rígida. Con caña de mayor y menor altura. Y de infinidad de materiales, algunos con mayor o menor impermeabilidad. Casi todas las botas de barranquismo cuentan con desagües para aliviar el agua que entra en ellas. La respuesta a qué bota elegir está en el uso que se le vaya a dar. Para este deporte son características imprescindibles en una buena bota tanto una buena sujeción al pie como una suela que se agarre bien al terreno. Por lo demás, es interesante ofrecer a los clientes varios modelos que se puedan adaptar a sus gustos y necesidades.

Algunos consejos importantes sobre las botas de barranquismo

No se aconseja que las botas se estrenen para una actividad. En primer lugar, porque el pie no se adapta nunca a la primera al calzado, sino que necesita una adaptación mínima. Más aún en zonas de montaña, en las que se exige más esfuerzo a los pies. Ponerse unas botas nuevas es incurrir en el riesgo de padecer rozaduras, ampollas y otras molestias que pueden hacer de la actividad algo que el cliente tenga siempre por un mala experiencia. Por otra parte, la suela de las botas suele tener mayor agarre cuando se le ha dado un cierto uso. Es común que la planta de las botas nuevas resbale y eso provoque ciertos riesgos.

En cuanto al precio, merece la pena descartar las botas baratas, que están fabricadas con materiales poco duraderos. No hay que olvidar que un calzado como éste está sometido a esfuerzos extra y que la calidad de sus componentes afecta directamente a su durabilidad, por lo que merece la pena invertir en él. Además, comprando botas de calidad, una vez que la suela se desgasta, se puede sustituir por una nueva y tanto la tela como los cordones seguirán intactos, lo que hará su vida útil aún más prolongada.

¿Cómo elegir unas botas para hacer barranquismo a un precio asequible?

Por lo tanto, proporcionar a tu clientela unas pautas siempre será bienvenido. Por supuesto, si tus clientes no quieren gastar demasiado en una actividad que no saben si volverán a repetir, seguramente harías bien en decirles que con unas zapatillas o botas de montaña que tengan pululando por el armario pueden salir airosos del trance.

Aunque, por supuesto, éstas deberán cumplir con una serie de requisitos básicos para que no se vea comprometida su seguridad y disfruten al máximo de la aventura:

  • Sujeción del tobillo
  • Una suela atiadherente
  • Y que sean flexibles

También puedes aconsejar a tus clientes una segunda opción también más módica que son las botas de trekking confeccionadas con materiales poco absorbentes, a ser posible impermeables.

No hay que olvidar en esta breve reseña la línea Quechua de Decathlon. Éstas se distinguen por ofrecer un calzado para la práctica del barranquismo que es perfecta para los debutantes, aunque no para los auténticos forofos de este deporte que, sin duda, le verán muchos ‘peros’ a esta bota de barrancos.

¿Cuáles son las mejores botas de barranquismo?

Aquí abandonamos el campo de las botas baratas y entramos en otro nivel con las botas de barranquismo concebidas especialmente para la práctica de esta disciplina. En caso de que tus clientes decidan adquirir un par de botas de barranquismo, estupendo, ¿verdad? Probablemente eso es un síntoma de que este deporte les ha hecho mella y se han propuesto practicarlo con cierta regularidad.

En este aspecto, también le vendrían de perlas tus consejos en caso de que ande un poco pez en el tema. De hecho, existen marcas tan estupendas como la estadounidense Five Ten, que también es experta en fabricar calzado para la escalada en roca, Bestard, oriunda de Mallorca, con su línea Hidroline, o Adidas.

Por lo tanto, diles que se queden con estos nombres de modelos míticos de botas de barranquismo: FiveTen Canyoneer 2 e Hydro Pro Adidas.

Así, estos dos modelos integran la élite de las marcas de botas para descenso de cañones aunque su precio no las convierte, desde luego, en la opción más asequible. De hecho, ambas sobrepasan los cien euros. Pero indudablemente constituyen la mejor opción si tenemos la firme convicción de convertir el barranquismo en parte de nuestra vida.

Por supuesto, lo ideal sería poder complementar la oferta de nuestra empresa con una equipación completa que, por supuesto, contemplase unas botas de barranquismo para nuestra clientela, pero tampoco es indispensable ni lo que más mira alguien que solo quiere probar qué tal es eso del descenso de cañones.

Arnés para barrancos: recomendaciones de seguridad

Un arnés para barrancos difiere bastante del que se emplea en la escalada o en el alpinismo, aunque seguro que no te pilla de nuevas esta afirmación. Sin embargo, nunca viene mal recordar cuáles son los requisitos del arnés que emplearemos para un actividad como el barranquismo

Cómo asegurar la máxima seguridad para tus clientes en tus actividades de barranquismo y similares

En este ámbito, los arneses más exitosos vienen de la mano de fabricantes como Edelri, Petzl o Climbing Technology.

Una buena opción sería escoger aquellos que tuvieran las perneras regulables, pues así las podremos ajustar a los diferentes clientes.

También debemos tener presente que ciertos modelos de arnés para barrancos pueden resultar más acordes a la tarea que vamos a realizar. Así, el modelo Petzl Canyon se recomienda para el descenso por cascadas, rapel, saltos y expediciones que incluyan natación.

Por supuesto, el arnés por el que nos decantemos debe contar con una óptima protección tipo culera para proteger de rozadura el traje de neopreno y, de esta manera, alargaremos la vida del equipo.

¿Qué debe tener nuestro arnés de barrancos?

En líneas generales, debemos hablar de una serie de características. Por lo tanto, debemos fijarnos en que el arnés de barrancos las aúne. Vamos a verlas:

  • En la confección del arnés de barrancos han de haberse empleado materiales impermeables o muy poco absorbentes.
  • Elevada resistencia al roce
  • Estará equipado con varias anillas portamateriales
  • Punto de anclaje alto, con el fin de que al cliente no le desequilibre el peso de la mochila o el chorro de una cascada.
  • Que sea fácil de poner, dado que en muchas ocasiones hablamos de usuarios que nunca antes habían usado uno
  • Y, por supuesto, que sea seguro con unas hebillas que no se corran. De hecho, a nadie le gusta estar colgando y comprobar que las hebillas se han ido aflojando poco a poco.
  • Comodidad

Lo cierto es que estamos hablando de uno de los elementos más importantes, junto con la cuerda, en una actividad que entraña cierto riesgo como el descenso de cañones. Por lo tanto, procura tener los arneses de barranco más seguros del mercado.

De hecho, no te dejes tentar por las gangas y acude siempre a las marcas de referencia.

Mantenimiento

Otro aspecto que debemos abordar es el del mantenimiento, porque de nada servirá que adquiramos el mejor de los arneses de barranquismo si luego descuidamos el mantenimiento. De modo que debemos esmerarnos en esta tarea.

Por lo tanto, anota los cuidados:

  • Tienes que  limpiar y revisar frecuentemente todos los arneses. Y, si es posible, examínalos después de cada salida.
  • No emplees productos químicos para lavarlos. Bastará con agua y el aire para secarlo antes de guardarlo.
  • Tampoco olvides retirar cualquier resto de polvo o arena que podrían perjudicar el buen estado del equipo.
  • Y ya sabes, a la hora de guardarlos, como los medicamentos, házlo en un lugar fresco, seco y limpio.

Estamos seguros de que si sigues estas recomendaciones, conseguirás unos arneses seguros con los que tus clientes solo se preocuparán de divertirse. Todo un problemón, ¿verdad?

¿Cuál es el equipamiento básico para practicar el barranquismo?

  • Casco. Es el encargado de proteger de los golpes en la cabeza y de posibles impactos en la parte superior por la caída o el desprendimiento de piedras, lo que repercutiría también en el cuello. Un casco adecuado también ayuda cuando se atraviesa una zona que recibe agua de una cascada. Todo casco que usemos para barranquismo debe ser específico de esta modalidad y estar homologado por la UIAA/CE. Hay que evitar, por diferentes motivos, otros cascos como los de ciclismo, esquí y otros. Al realizarse sobre terreno sobre el que pasa el agua y en zonas desniveladas, todo barranquista se expone a caídas inesperadas para las que hay que estar preparado.
  • Traje de neopreno. Es imprescindible para evitar la humedad y aislarse térmicamente del frío. Además de su función principal, que es conservar nuestra temperatura corporal, el traje nos protege de posibles golpes leves y de arañazos. En el agua contribuye a mejorar la flotabilidad. Podemos elegir entre numerosos modelos, aunque es imprescindible que para el barranquismo sea de chaqueta de manga larga. Podemos decantarnos también por un traje con capucha. Como estaremos en contacto muchas veces con el agua, un grosor interesante para todo el traje son los 5 milímetros (mm.), aunque dependerá del uso que vayamos a darle.
  • Botas de barranquismo. Son otro elemento de máxima importancia. Aunque se pueden emplear botas de montaña o de trekking, si es posible se recomienda optar por calzado específico, que ofrezca al mismo tiempo flexibilidad y resistencia. La articulación del tobillo debe quedar bien sujeta para evitar o mitigar las torceduras. La suela debe conservar la adherencia y se puede reemplazar cuando sufra desgaste sin tener que alterar el resto de la bota. También hay que contar con escarpines de neopreno. Los idóneos tendrán doble forro y un grosor de 3 mm.
  • Otros elementos con los que hay que contar son el arnés, un descensor, los cabos de anclaje, pedal, bloqueadores mecánicos, cinta exprés, mosquetones, bidón estanco, una navaja, silbato y mochila.
  • Como empresa, debemos contar con otro tipo de material, el que se va a usar en conjunto, para las actividades de barranquismo. Destaca la saca de instalación, dos cuerdas de progresión y otra de socorro, todas ellas con sus respectivos protectores. Una de las dos primeras cuerdas tendrá que ser del doble de la extensión que el rápel más largo de la actividad. Si se va pasar por zonas con agua de cierta profundidad no estará de más llevar gafas de buceo. También hará falta una saca para cuerda y tanto un botiquín como un teléfono móvil para el caso de que se produzca alguna incidencia de mayor o menor importancia.

¿Por qué es tan importante el estado del material?

La respuesta es evidente: porque influye directamente en la seguridad. Esto no quiere decir que todos los elementos deban ser nuevos o que tengamos que renunciar al mercado de segunda mano. En éste podemos encontrar equipamiento con muy poco uso y en perfectas condiciones, tanto de seguridad como estéticas. El estado del material ofrece, además, una imagen de nuestro negocio en la que el cliente se fija. Que sea moderno, esté bien cuidado y limpio cuando se entrega repercutirá en la sensación de profesionalidad que brindaremos a los usuarios tanto como la ruta que elijamos o el trato que les demos.

New Call-to-action

Deja un comentario