¿Cómo garantizar la seguridad en los campamentos de verano?

Con la llegada del calor y la recta final de las clases, es el momento de apuntar a los más pequeños a las colonias y los campamentos de verano.

Y, como organizador, debes procurar todas las medidas para garantizar que los participantes estén seguros durante su estancia y que tus actividades de Turismo Activo se realicen sin sustos ni imprevistos.

Campamentos de verano: ¿Se puede garantizar la seguridad?

Seguramente, alguna vez has escuchado la famosa frase “No pasa nada, hasta que pasa”. Y es que, como todo en esta vida, no hay nada 100% seguro y siempre ocurren imprevistos que no puedes controlar.

Sin embargo, lo que sí puedes garantizar es que todo tu equipo toma las medidas preventivas necesarias para reducir los incidentes.

Te puede interesar: Cómo prevenir posibles problemas en un campamento infantil

Un campamento seguro es lo que quieren las familias. Saber que han escogido un campamento en el que sus hijos estarán protegidos, les proporcionará confianza y tranquilidad y eso es lo que debemos ofrecerles.

Los 3 agentes clave de la seguridad de un campamento de verano

Niños jugando - campamentos de verano
Niños jugando en el campo

Seamos sinceros: los niños van al campamento porque quieren divertirse. Somos los adultos los que debemos valorar los riesgos que supone esa diversión.

Por ello, cuando hablamos de medidas de seguridad, no nos referimos únicamente a colocar un listado de normas en la entrada. Se trata de crear un ambiente seguro.

¿Quién interviene en la seguridad de un campamento?

1.     El organizador del campamento.

Es el encargado de la seguridad global. El responsable de que todos los monitores conozcan los riesgos y las medidas de seguridad y, además, debe supervisar y comprobar que estas medidas se apliquen.

2.     Los monitores de tiempo libre.

Son los responsables directos de cada grupo de niños y deben asegurarse del cumplimiento de la normativa en cada una de las actividades (uso adecuado del material, ropa y calzado apropiado, buen comportamiento, etc.).

3.     Los profesionales de actividades específicas o de riesgo.

Son los responsables de todas aquellas experiencias que requieran una capacidad técnica concreta como, por ejemplo: tirolina, equitación, barranquismo, vela…

Ya lo ves, no todo el mundo está capacitado para dirigir las actividades del campamento y, cuando hablamos de seguridad, no hay lugar para la improvisación.

¿Cómo organizar un campamento de verano seguro?

Ahora que has visto las responsabilidades del personal de un campamento, te contamos cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para que la seguridad de tu campamento de verano vaya sobre ruedas:

1.     El pre-campamento.

O, dicho de otra forma, los preparativos. En la organización del campamento debes realizar una evaluación de los posibles riesgos de la experiencia en sí, de las actividades e, incluso, de la ubicación del campamento.

Además, es importante establecer protocolos de actuación – generales y específicos de cada actividad – y planes de emergencia y evacuación.

2.     El campamento.

Ha llegado el día: los niños empiezan a inundar con gritos y alegría el campamento y – aunque sabemos que los pequeños hacen difícil controlar todas las situaciones – debes asegurarte que se aplican las normas y los protocolos de actuación en cada una de las actividades.

Aquí también entran en juego los monitores de tiempo libre y los técnicos de las actividades de riesgo (escalada, tirolina, rafting, etc.) que deben garantizar que todo el material está en perfecto estado y que no ocurren incidentes en las experiencias.

Además, debes contar con un listado de alergias o intolerancias y estar al caso para que ningún niño o niña sufra una reacción alérgica o una intoxicación alimentaria.

3.     El post-campamento.

Ya está. Después de todos los nervios, el campamento de verano ha llegado a su fin. Es el momento de hacer una valoración de cómo ha ido y qué cosas se pueden mejorar para próximas ocasiones.

Y, por último, la pregunta del millón: ¿Qué seguros debes contratar para los campamentos de verano?

Un aspecto importantísimo de la organización de un campamento de verano es la contratación de los seguros (obligatorios y recomendables) para que nada se escape de tu control.

Por ello, debes contar con:

Seguro de Responsabilidad Civil: en caso de que un niño se intoxique o, incluso, un monitor sufra una lesión en una actividad, esta póliza asegura al organizador del campamento frente a cualquier reclamación de un tercero.

Seguro de Accidentes: sirve para cubrir los gastos derivados de accidentes (rescate/traslado y gastos médicos), así como una indemnización en caso de accidente mortal o invalidez, tanto para los participantes de las actividades, como para los monitores.

Aunque el seguro de accidentes no es obligatorio en todas las Comunidades Autónomas, siempre lo recomendamos para que puedas “cubrirte las espaldas” en caso de incidentes.

Puedes consultar el detalle de las características de cada seguro en este enlace.

Asimismo, quizá necesites algún otro seguro como, por ejemplo, el seguro de contingencias o para vehículos. Si quieres que te informemos, no lo dudes y contacta con nosotros.

Por Laia Dolcet (Deparaula)

Otros usuarios leen