Cómo construir un carro de kayak para tu negocio

  • 0

Un carro de kayak es una herramienta muy útil para transportar este tipo de embarcaciones durante trayectos cortos pero de acceso complicado, como por ejemplo desde el vehículo en el que transportamos el kayak hasta la playa. Una sola persona puede manejarlo con facilidad y permite no solo mover con soltura el kayak, sino también material y equipamiento para la actividad, lo que incrementa considerablemente el peso. En ningún caso su uso es aconsejable para tramos de carretera o similares, debido al peligro que supondría.

New Call-to-action

¿Qué necesitamos para construir el carro?

Los materiales que se necesitan para construir un carro de estas características son sencillos, e incluso en muchos casos se encuentran en casa si contamos con un pequeño taller. En todo caso, son fáciles de adquirir en cualquier ferretería. No requiere mucho espacio ni un lugar de trabajo especial, puesto que no son necesarias operaciones peligrosas.

Lo idóneo es contar con tubos de metal o de plástico de unos 30 milímetros en forma de U, ruedas de unos 25 centímetros de diámetro, un tubo de acero inoxidable que hará de eje y del mismo diámetro exterior que las ruedas, unas cinchas y espuma de poliuretano, para la parte de contacto entre el carro y el kayak. Previamente a comenzar el montaje, a las ruedas se les habrán realizado unos pequeños agujeros por los que se insertan unos pasadores, que evitan que se puedan salir las ruedas. El carro cuyo montaje vamos a mostrar es uno de los más sencillos.

¿Qué pasos debemos seguir para su construcción?

En primer lugar, introducimos el eje para las ruedas en éstas, por los orificios que están preparados para ello. Esta será la parte en la que va a reposar el peso de la embarcación, por lo que debemos asegurarnos de que el encaje es completo y resistente. Debe permitir el movimiento de las ruedas pero no balanceo u otros movimientos que puedan revelar debilidad. En el eje se insertan los pasadores de seguridad.

A continuación montamos lo tubos encima del eje y lo atornillamos a éste. Es el momento de cortar la parte de la protección de poliuretano que tenemos y de cubrir con ella todas las partes metálicas. Estos plásticos se unen a los tubos con bridas de plástico. Al final de los tubos introducimos otras bridas con las que sujetaremos el kayak, aunque no hay que olvidar que la embarcación irá sujeta además con una cincha por encima. Es la forma de asegurarnos de que sufrirá una caída.

¿Qué altura debe tener el carro?

Lo idóneo, cuando nos planteamos qué altura debe tener el carro, es tomar como referencia nuestro brazo, que es con lo que vamos a desplazarlo de un lado para otro. Si el carro fuera demasiado alto, el peso se desplazaría demasiado hacia delante, mientras que si el carro fuera demasiado bajo, el peso pasaría a la parte de atrás. En el primer caso nos cansaremos demasiado hasta en trayectos cortos, y en el segundo el carro se puede clavar demasiado en la arena.

New Call-to-action

Deja un comentario