Cómo organizar el avituallamiento en una carrera

  • 0

A la hora de organizar una carrera, a parte del cronometraje de la carrerael avituallamiento es una de las responsabilidades clave de la organización. Ya sea un avituallamiento de ciclismo o para una carrera de runnning, un a avituallamiento adecuado es imprescindible para que los corredores puedan hidratarse y reponer nutrientes básicos, pero además tiene un gran valor psicológico. Y es que estas paradas ayudan a dividir la prueba en objetivos más pequeños y sirven de punto de inflexión para cambiar de ritmo, recuperar energías, valorar cómo va la carrera y planificar los siguientes pasos.

En este artículo daremos algunas normas generales, pero es necesario tener en cuenta que las necesidades de avituallamiento pueden ser muy variadas en función del lugar donde se celebra la carrera y de la época del año. Si tienes dudas, puedes contactar con centros de excursionistas, peñas de escalada u otras organizaciones similares en tu zona.

New Call-to-action

Avituallamiento: significado

El significado de avituallamiento en las carreras de running y otro tipo de pruebas deportivas es el ofrecimiento a los atletas de agua y otros elementos tanto sólidos como líquidos para que puedan rehidratarse y nutrirse para poder continuar la prueba con las máximas garantías posibles. Los avituallamientos se ofrecen durante el transcurso del recorrido y el número de los mismos varía en función de la distancia de la prueba y la dureza de la misma. Los productos más comunes que se suelen ofrecer son: agua, bebidas isotónicas, frutos secos, fruta, geles, gominolas etc.

¿Cada cuántos kilómetros debe haber un avituallamiento?

De manera general, se considera que el avituallamiento es necesario en las pruebas deportivas de más de 30 minutos de duración. Existen dos tipos fundamentales de avituallamiento: en carrera y en meta.

  • Para el avituallamiento en carrera, el reglamento de la Federación Aragonesa de Montañismo recomienda un máximo de 5 kilómetros o 500 metros de desnivel entre puestos (lo que se dé antes). Estos puestos deben contar como mínimo con agua y refrescos. Además, las carreras largas y/o duras deben contar con al menos un avituallamiento sólido a mitad de la prueba.
  • Para el avituallamiento en meta, se recomienda contar siempre tanto con sólidos como con líquidos, para que los corredores puedan reponerse adecuadamente del esfuerzo.

¿Qué cantidades necesitaré para avituallar a los participantes?

Para poder avituallar adecuadamente a los participantes, lo primero que necesitamos saber es el número de inscritos en la carrera. A primera vista parece que lo lógico es poner el mismo número de avituallamientos por punto que de corredores inscritos, pero si algunos cogen varios productos o pasan por el recorrido corredores sin dorsal, es posible que los últimos se queden sin ellos. También debemos consultar la previsión del tiempo, para poder calcular las necesidades de hidratación.

Además de prever las cantidades de productos necesarias, también es necesario tener en cuenta otros aspectos logísticos:

  • El número de voluntarios La Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada recomienda disponer de dos voluntarios por cada puesto.
  • Las papeleras. Se recomienda que estén en el puesto y hasta 50 metros después. En las zonas de montaña de especial protección es especialmente importante asegurarse de que no queden restos después de la carrera.

¿Qué debo ofrecer en un avituallamiento?

La selección de productos para avituallar depende en gran medida de las condiciones de la carrera y de lo que los patrocinadores puedan aportar a la misma. Estas son algunas recomendaciones generales:

  • Si la carrera cuenta con controles antidoping, todos los productos deben venir en su envase original cerrado.
  • Dado que no se recomienda consumir productos nuevos durante una prueba, lo ideal es que sean de marcas ampliamente conocidas y que informemos a los corredores con antelación.
  • Los productos de hidratación más recomendables son el agua (que además también sirve para refrescarse) y las bebidas isotónicas (para reponer electrolitos e hidratos de carbono). Hay que tener en cuenta en qué formato vamos a ofrecer los líquidos: botellas tapadas o destapadas, vasos o esponjas.
  • En cuanto a la alimentación, cada corredor tiene sus preferencias, pero en general lo que buscamos son alimentos que ayuden a reponer energía rápidamente en forma de hidratos y proteínas. Los más comunes son los geles y la fruta (con hidratos como el plátano o ricas en agua, como la sandía y el melón, para las carreras de verano). Otras opciones populares son las chocolatinas, los frutos secos y las barritas energéticas.

En algunos casos podrás conseguir que empresas deportivas patrocinen tu evento aportando parte de la alimentación e hidratación que ofrecerás en el avituallamiento. De esta forma conseguirás reducir costes de tu carrera.

New Call-to-action

 

Deja un comentario