Cómo organizar la logística y el avituallamiento en una carrera de running

  • 0

Encontrar la ubicación correcta y el día adecuado, gestionar las inscripciones, poner en marcha la promoción… organizar carreras y marchas de running es una tarea que abarca muchos aspectos. Organizar la logística y el avituallamiento está entre los más importantes. Con el actual auge de las competiciones de running y la gran competencia entre una carreras y otras, acertar en estos dos aspectos puede marcar la diferencia entre un evento de éxito y otro que no dejan tan buen sabor de boca en los participantes.

En primer lugar, hay que aclarar en qué consiste la logística de carreras y marchas; se trata de todos aquellos servicios pensados para los corredores, que permiten que la competición se desarrolle con normalidad. ¿Qué incluyen?

      Arcos de salida y de meta y vallas de contención para el público en esos mismos dos puntos.

      Carpas, templetes, estands e instalaciones de publicidad para los diferentes patrocinadores, como por ejemplo un photocall.

      Mamparas, indicaciones del recorrido y balizas de señalización de kilómetros, en especial cuando se trata de pruebas de larga duración.

      Servicios básicos para los corredores, como el punto de atención, las duchas, cambiadores y consigna en la que dejar ropa, macutos y todo tipo de pertenencias. También mesas y sillas. También entran en esta categoría las zonas dedicadas a los servicios médico y de fisioterapia, que requieren su logística particular.

      Equipo audiovisual. Debemos contar con un equipamiento que facilite la locución de datos sobre la carrera, para realizar indicaciones o advertencias al público, anunciar ganadores y tiempos, etc. Si ofrecemos información en una o varias pantallas, debemos asegurarnos de la seguridad de la instalación eléctrica, que en la mayoría de las ocasiones se encontrará a la intemperie.

      Estand o cajón de entrega de premios. Debe ser un espacio lo bastante amplio como para que acoger a deportistas, locutor, voluntarios y, si es el caso, las personas que entregan los premios.

      Zona de entretenimiento. En algunas carreras se dedica un espacio para el entretenimiento de los familiares y amigos de los corredores. En ellos se ofrecen actividades de entretenimiento para los niños, con televisión y juguetes.

En cuanto al avituallamiento, en el que los corredores van a hidratarse o comer, se aconseja distribuir varios puntos por el recorrido cada 5 kilómetros o cada 30 minutos de carrera. En ellos se ofrecen líquidos y sólidos. Agua, bebidas energéticas e isotónicas, geles de recuperación, barritas, frutas y otros deben estar a la vista y ser fácilmente accesibles para los corredores.

El mejor lugar para la ubicación de los puestos de avituallamiento son las rectas anchas, en la parte derecha. De esta forma la toma de productos será más sencilla. Para evitar aglomeraciones se sitúan en zonas amplias. El corredor debe ver varios avisos, preferiblemente verticales, durante la carrera, en los que se le informe de cuál es el avituallamiento más cercano y a qué distancia se encuentra al paso por la señal. En la línea de meta debe emplazarse un puesto de comida y bebida para contribuir a la recuperación de los participantes en la competición.

Deja un comentario