Protocolos de seguridad en actividades de montaña en invierno

  • 0

Las actividades de montaña siempre presentan cierto riesgo, pero en época de invierno y con nieve de por medio, es necesario extremar las precauciones. Por este motivo, la empresa de turismo activo debe conocer los planes de actuación y los protocolos de seguridad de las actividades de montaña en invierno. El frío, las bajas temperaturas o el riesgo de aludes pueden dificultar las ganas de pasarlo bien practicando el deporte blanco.

Cómo actuar en cada caso

Frío e hipotermias.

Las temperaturas extremas hacen que muchas personas, especialmente poco acostumbradas al frío, puedan tener episodios de hipotermia. En este caso, es importante vigilar aquello que llevan, es decir, la empresa de actividades en la montaña revisará el equipo de cada usuario para ver si es el correcto.

Condiciones meteorológicas.

Resulta imprescindible ver los partes meteorológicos antes de realizar cualquier actividad, así como revisar la información del manto nivoso, contactar con guías de la zona para tener más información sobre el terreno… para prever si las zonas son seguras o no. En caso de dificultad, es mejor evitar o cancelar la actividad.

Adaptar las actividades a la temperatura y el estado de la nieve.

Dependiendo de la nieve que podamos encontrar adaptaremos las actividades a la situación. Si hay mucha nieve, podemos organizar excursiones con esquís o raquetas, o si hay hielo podemos hacer actividades con grampones y piolet.

New Call-to-action

Marcarse un calendario meteorológico.

Es otro de los consejos para extremar las precauciones en las actividades de montaña. La nieve y la temperatura varían mucho, dependiendo de si es principio o final de invierno. Por ejemplo, a finales de invierno es un momento ideal para el esquí de montaña, ya que encontramos nieves primaverales y mucho menos hielo. Si llevamos un calendario bien programado, nos aseguraremos contar con el máximo número de actividades posible. Pero debemos tener presente que siempre están condicionadas, a última hora, por la meteorología.

Seguridad en grupo.

Cuando vamos en grupo, debemos extremar las precauciones en invierno. Por ejemplo, si pasamos por un sendero complicado, es importante hacerlo de uno en uno, explicarlo a los usuarios e informar. Mientras que también evaluaremos muy bien el nivel que tienen los participantes, para dar ayuda a las personas que tengan más dificultades.

Avalanchas y aludes.

Pueden condicionar mucho las actividades. Para evitarlas, es imprescindible saber al detalle el estado del manto nivoso en la zona que queremos recorrer, además de saber de primera mano cómo es el terreno, para prever qué zonas serán seguras y cuáles no. Si no conocemos al detalle la ruta y sus riesgos, es imprescindible que contactemos con un guía de la zona para que nos informe de todos los posibles riesgos.

Llevar el material de seguridad básico.

En una actividad de montaña, nos aseguraremos que los participantes llevan el material de seguridad (tablas, esquís, botas, bastones, mochilas, piolets, pala, sonda y Arva, además de ir perfectamente equipado en vestuario).

La formación y profesionalidad del personal.

Si tenemos empleados a nuestro cargo y hacen de guías, deben ser experimentados y además recibir la formación e información para ejercer actividades de montaña.

Materiales de información-señalización.

Suelen estar en las estaciones de esquí y es requerido si realizamos alguna actividad de este tipo. Son necesarios para evitar accidentes. Encontraremos señales fijas, señales circunstanciales, balizas, redes…

¿Qué llevamos a la nieve?

Sierra Nevada, la Federación Internacional de Esquí (FIS) y Atudem (Asociación de Estaciones de Esquí y Montaña españolas) da algunas recomendaciones que, tanto estaciones como guías y empresas de actividades de montaña deben tener en cuenta para el invierno:

  • Se recomienda la utilización de ropa y calzado de abrigo e impermeable. Lo mejor es vestirse por capas para poder adaptarse fácilmente a los cambios de temperatura.
  • Las tres G: guantes, gafas, gorro. Si se va a esquiar o practicar el snowboard, igual que en otros deportes como la bicicleta, un casco es lo adecuado.
  • Recientemente, se está extendiendo el uso de otras protecciones como las de espalda.
  • Protegernos con una crema de al menos factor 30.
  • Agua para permanecer hidratados

New Call-to-action