Qué conocimientos ha de tener un guía de naturaleza

  • 0

El guía de naturaleza es un profesional imprescindible en las empresas de turismo activo de nuestro país y, sin embargo, se trata de una figura que no aparece reflejada como tal en el ordenamiento jurídico español.

En España, la actividad del guía de naturaleza carece de dos aspectos importantes:

  • Regulación profesional, que lo asimile a otros profesionales del sector turístico y lo reconozca como sujeto de derechos y obligaciones.
  • Formación de carácter oficial, que le dote de una serie de recursos homogéneos y, a su vez, determine, las capacidades mínimas necesarias para ejercer esta actividad.

Esta falta de definición y caracterización van a suponer que quienes se dedican a ello tengan que asimilarse a otro tipo de perfiles dentro de la industria del turismo o el turismo de aventura; y deban obtener de forma transversal los conocimientos y capacidades suficientes, los que ellos consideren necesarios, para la realización de su trabajo.

El guía de naturaleza en la empresa de turismo activo

Un guía de naturaleza tiene la misión de acompañar a personas durante recorridos en el medio natural aportando información relativa al entorno que les rodea, tanto desde el punto de vista paisajístico como en lo relacionado con las diversas plantas y animales que en ese terreno pueden encontrarse, así como las características geológicas o la antropización del medio. Por ello es evidente que ha de poseer unos conocimientos amplios en las siguientes áreas:

  • Botánica.
  • Zoología.
  • Geología.
  • Otras materias relacionadas con el medio.

New Call-to-action


Además de este conocimiento de carácter científico habrá de poseer otras habilidades que le configuren como apto para el puesto y le permitan transmitir con eficacia los contenidos y adaptarlos a los diversos tipos de visitantes que pueden participar en la actividad. Se trata de capacidades como las siguientes:

  • Habilidades interpersonales.
  • Capacidades de comunicación.
  • Nociones de pedagogía.

Pero, el perfil profesional de un guía de naturaleza no puede verse completo sin las capacidades suficientes para poder desarrollar su papel en el medio natural acompañando a personas que pueden no estar adaptadas a ese espacio. Éstas le permitirán desempeñar su rol en la empresa de turismo activo de forma eficiente, ocupándose de tareas como las siguientes:

  • Planificar las necesidades de material.
  • Hacer la elección de materiales y equipos de protección.
  • Predecir las condiciones en las que se encuentra el terreno por el que se va a transitar y en qué medida pueden afectar a este pronóstico los cambios que se produzcan en el clima.
  • Anticiparse a los posibles peligros existentes en el área geográfica donde se desarrollará la actividad y los derivados de los diferentes comportamientos y actitudes de los participantes.
  • Resolver los problemas de comunicación que puedan plantearse en el transcurso de la actividad.

El trabajo del guía de naturaleza y las habilidades necesarias para desempeñar esta función en una empresa de turismo activo podrían equipararse a los del guía de media montaña o a los de un Técnico en Conducción de Actividades en el Medio Natural, formaciones ambas de carácter oficial y destinadas al guiado, acompañamiento, o docencia de las actividades de excursionismo, senderismo, en la naturaleza.

Cómo contratar a un guía de naturaleza

Pese a que el título guía de naturaleza no existe como formación reglada, a la hora de contratar a un profesional de este tipo es importante que los responsables de la empresa de turismo activo presten atención a aspectos como los siguientes:

  • Titulación necesaria para desarrollar una actividad en calidad de guía en terrenos específicos, como la montaña, por ejemplo. En este caso, adicionalmente, el guía habrá de contar con titulación para desenvolverse en el terreno y con los materiales que se precisen, como pueden ser rutas en montaña con raquetas de nieve, itinerarios a caballo o en bicicleta, rutas fluviales o por barrancos o visitas a cuevas, entre otros.
  • Designación de un guía titulado para acompañar al guía de naturaleza, caso de que éste careciera de la formación específica. En este caso, el guía de naturaleza se centraría en la labor de docencia e interpretación del medio, dejando los aspectos técnicos de la actividad al guía titulado correspondiente.

Como empresa de turismo activo, no hay que olvidar que:

  1. Es preciso disponer de los permisos requeridos por la Comunidad Autónoma correspondiente la realización de una actividad de este tipo (que probablemente está regulada como actividad de turismo activo).
  2. Es necesario también contar con un seguro que cubra estas actividades (al menos de Responsabilidad Civil y de Accidentes)

Realizar una planificación exhaustiva de la actividad, advertir a los clientes de las condiciones y características de la actividad, el material que deben llevar y actuar de forma diligente minimizará las posibilidades de sufrir percances. Del resto de aspectos necesarios para garantizar una experiencia única y altamente satisfactoria a los clientes de una empresa de turismo activo se encarga el guía de naturaleza.

¿Ya has contratado al profesional que puede ayudarte a mejorar la vivencia de tus clientes?

New Call-to-action