¿Quieres ser monitor de actividad?

  • 0

Un monitor de actividad es una figura imprescindible en cualquier empresa de turismo activo. No en vano, para poner en marcha una empresa de estas características se precisa un experto que sea un gran conocedor del deporte en cuestión y que se responsabilice de la implantación y desarrollo de esa actividad entre nuestros clientes.

New Call-to-action

Antes de comenzar, te invitamos a la lectura complementaria de nuestro artículo más actualizado sobre estos cursos, ¡Haz clic aquí y descúbrelo tú mismo!

Lo cierto es que la mayoría de personas que se interesan por desarrollar esta profesión ya son grandes conocedores del deporte y llevan practicándolo años. Sin embargo, aunque están al tanto de sus entresijos y particularidades, estos profesionales deciden realizar un curso específico de monitor de actividad para ampliar sus conocimientos y dotarlos de oficialidad a través de un título debidamente acreditado. De hecho, este curso es imprescindible para poderse dedicar a esta profesión, pues es obligatoria su obtención.

En este sentido, en España existen infinidad de cursos y centros en los que formarnos debidamente como monitor de actividad. Vamos a ver qué clases de conocimientos podemos sustraer de ellos, en qué consisten y por dónde van los precios.

¿Cómo son los cursos para convertirnos en monitor de actividad?

  • Es preciso que el alumno sea mayor de 16 años para poder matricularse.
  • Como regla general, para inscribirnos en estos cursos no se nos pide que tengamos nociones previas en la materia y el alumno recibe al principio la formación más básica para luego adentrarse en cuestiones más técnicas.
  • Tienen tanto carácter formativo como práctico y se explica el funcionamiento de deportes como el descenso de cañones, espeleología, vías ferratas, multiaventura…  Además de cartografía, cómo realizar nudos, dirigir grupos, diseño de rutas, asuntos de logística, seguridad, normativa legal…
  • Dichos cursos son intensivos y suelen durar ocho días. Por lo tanto, exigen que nos alojemos en la zona. No obstante, se está implantando la fórmula de la formación online en algunos centros formativos. También es posible cursarlo durante los fines de semana, en el caso de que no dispongamos de ocho días para dedicarlos en exclusiva a la formación de monitor de actividad.
  • Al término de los mismos, se somete a un alumno a un examen que, en caso de pasar, supondrá que deba repetir de nuevo la formación.
  • El precio no suele rebasar los 400 euros.

¿Por qué realizar un curso de monitor de actividad?

Estamos ante una profesión realmente bonita ya que nos permite disfrutar del aire libre y la naturaleza, además de interactuar con toda clase de personas. Sin embargo, un monitor de actividad debe responsabilizarse de la seguridad de las personas que están a su cargo y debe saber cómo hacerlo correctamente. Por eso, resulta vital un curso de monitor de actividad donde se le va a instruir acerca de cómo afrontar las posibles limitaciones de nuestros clientes, además de cómo responder ante situaciones extremas o peligrosas. Así, el monitor de actividad debe evitar a toda costa agravar el problema y, por supuesto, que todas las personas a su cargo, además de disfrutar, no corran peligro alguno.

Asimismo, como decíamos, este curso es obligatorio y debemos cursarlo sí o sí.

New Call-to-action

Deja un comentario