El quad para niños perfecto es el que demanda el cliente

  • 0

La moda de los quads ha llegado para quedarse. Esos vehículos que al principio causaban cierto recelo entre los que no los conocían se han convertido en populares. Hoy el público general sabe que estos vehículos ligeros de cuatro ruedas, llamados también todoterrenos ligeros o cuadriciclos, ofrecen diversión a raudales sin poner en riesgo la seguridad del conductor ni del resto de personas cercanas.

New Call-to-action

La impresión de que eran enemigos de la naturaleza o de que contaminaban demasiado ha dejado paso a una imagen de cuidado del entorno y de sostenibilidad. A ello han contribuido las progresivas mejoras que han ido incorporando las marcas en cuanto a consumo, y a una mayor conciencia de que hay que tener con algunas precauciones cuando se toman los mandos de su manillar. Es ahora, por ejemplo, cuando el quad para niños vive su mejor momento.

La variedad de quads es amplia, por eso debemos saber que los gustos influyen mucho y que no existe el quad perfecto para nuestro cliente, sino que el vehículo ideal será el que él demande. Para saber cómo encajar esta creciente afición con nuestro modelos de negocio, aquí se presentan algunos consejos y recomendaciones a  tener en cuenta:

¿Qué se necesita para conducir un quad?

El quad para niños no requiere matriculación ni se rige por los apartados del Reglamento General de Vehículos. A diferencia de los quads para adultos, para este tipo de vehículos no son necesarios el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica, el seguro obligatorio ni la placa de matrícula. Su uso se limita a fincas o espacios privados y a circuitos también privados.

Lo que sí son comunes a ambos casos son los elementos de seguridad, tanto el casco como las protecciones. El primero debería estar homologado para la Unión Europea (en  la parte interior  luce una etiqueta blanca con la letra ‘E’) y, si cuenta con visera para proteger de impactos, mejor. En cuanto a las protecciones, las principales son unos guantes y unas botas que protejan tanto del frío como de posibles rozaduras en una hipotética caída.

Precauciones básicas para indicar a los niños

Aunque la velocidad que alcanza un quad para niños es baja, conviene que el pequeño se familiarice con su manejo en un terreno llano y que poco a poco vaya tomando pequeñas curvas, repechos o bajadas. A diferencia de otros vehículos, los quads se desplazan hacia el sentido contrario del que tiene la curva. Por otra parte, en un descenso interesa ponerse de pie sobre el quad y echar el cuerpo ligeramente hacia atrás, mientras que una cuesta se buscará lo contrario, colocar el peso del cuerpo hacia delante para impedir que el vehículo levante el eje delantero.

El Instituto Nacional de Consumo y la DGT diferencian entre los juguetes con apariencia de quad, que no superan los 5 km/hora y habitualmente tienen una transmisión eléctrica y tracción a una sola rueda, y los quads para niños, que pueden alcanzar la velocidad de 50 kms/hora.

¿Qué dos quads infantiles puedo encontrar en el mercado alrededor de los 500 euros?

  • Eléctrico: ECO Reptil R6 de 800W. Presenta acelerador de tres etapas con llave y neumáticos de 6 pulgadas. También posee pedal de seguridad e indicador del nivel de la batería. Llega a los 50 km/hora y presenta discos de freno.
  • De gasolina: Phyton 50cc cuenta con caja de cambios automática y motor de 4 tiempos. Tiene una potencia de 1.8Kw, suspensión delantera y trasera y alcanza los 45 kilómetros por hora.

New Call-to-action

Deja un comentario