Seis razones por las que el turismo alternativo va a seguir al alza

  • 0

El término turismo alternativo describe una nueva forma de viajar basada en el contacto directo con la naturaleza, que sirve de escenario para un gran abanico de actividades deportivas y recreativas. Siempre, con la sostenibilidad, el respeto y la conservación del medioambiente como prioridades. Como propietarios de un negocio de deporte al aire libre debemos anticiparnos a los cambios que se producen en el mercado y saber si nuestro modelo de negocio está preparado para adaptarse a los cambios que vengan. Sobre todo, teniendo en cuenta que el turismo alternativo está en auge y que, incluso, va a ir en aumento. A continuación podrás conocer 7 razones que inclinan la balanza a favor de esta tendencia positiva.

New Call-to-action

  • Porque responde a las demandas de un público más exigente. La irrupción de Internet no solo ha cambiado la forma en la que se busca alojamiento o actividades en el destino. Ahora, el cliente sabe más que nunca lo que se va a encontrar en el punto de destino porque antes ha visto imágenes y leído multitud de opiniones de otros usuarios. Este tipo de público reclama una atención personalizada y a la medida de sus necesidades. Por oposición al turismo masificado, el turismo alternativo permite aprender a practicar el surf en un pequeño grupo o enseñar la riqueza medioambiental de un paraje con encanto durante una ruta de senderismo, por poner dos ejemplos.
  • Porque genera experiencias y emociones impactantes. El viajero que disfruta es el viajero que repite. El que no se emociona cambiará de destino la próxima vez que emprenda las vacaciones. Las empresas que se dedican al turismo alternativo son capaces de fidelizar mejor a un cliente ávido de sensaciones, que disfruta con el rafting, el parapente o el kite surf.
  • Porque el deporte es un reclamo cada vez más potente. Cada vez son más los que planifican sus vacaciones en torno a la celebración de una prueba deportiva. Quizá el fenómeno más extendido en los últimos años es de los ‘runners’, que se preparan durante meses para participar en una carrera popular y, de paso, pasan junto al resto de su familia unos días en la ciudad o pueblo en el que tiene lugar el evento.
  • Porque es más flexible que el turismo tradicional. A diferencia de los viajes programados o las estancias de varios días que propone el turismo tradicional, el turismo alternativa ofrece propuestas que se adaptan perfectamente al tiempo del que disponga el viajero, ya sea un día o, por ejemplo, un pequeño ‘puente’ entre semana. Las empresas que se dedican a este modelo de negocio saben que sus clientes aprecian la inmediatez y que no suelen prever sus viajes con excesiva antelación, puesto que la gran mayoría de las actividades al aire libre dependen de las condiciones climatológicas
  • Porque lleva implícitos beneficios sociales. El turismo alternativo se desarrolla en muchas ocasiones en entornos rurales y uno de sus pilares es la inmersión en entornos culturales alejados de la circulación masiva del turismo. Esto genera una revitalización de comarcas, pueblos y negocios locales, así como de la cultura local. Este ‘efecto colateral’ es muy apreciado por los practicantes de este modelo de turismo, que lo ven como un valor añadido a su experiencia.
  • Porque es compatible con la ayuda a comunidades locales. Además de diversión, deporte y entretenimiento, los turistas buscan cada vez más compaginar su tiempo de vacaciones con actividades de respaldo a comunidades en peligro de exclusión, e incluso de ayuda humanitaria. Aunque es un modelo de negocio que está dando sus primeros pasos, se auguran buenos tiempos para aquellas empresas que sean capaces de compaginar los dos ámbitos.

New Call-to-action

Deja un comentario