Turismo activo España: su situación actual

  • 0

El turismo activo España es un sector en constante crecimiento. Así, la mayoría de empresas que trabajan en este ámbito se han creado en años recientes. En este sentido, según el Informe sobre el turismo activo en España en su más reciente edición de 2014, las primeras empresas del ramo se fundaron a principios de los años 80 cuando algunos montañeros, piragüistas o parapentistas, entre otras modalidades deportivas, decidieron convertir su pasión en su modo de vida.

 

New Call-to-action

 

Sin embargo, es cierto que el auténtico boom se produjo en el año 2004, pues es a partir de esa fecha cuando se desata la fiebre por emprender en este tipo de turismo. No en vano, el 36,8 % de negocios de turismo activo en España se creó entre 2004 y 2009, aunque en los años siguientes también se ha insistido en esta línea de emprendimiento y podemos hablar de porcentajes del 30,2 % de empresas constituidas hasta 2015.

También es cierto, como se explica en este informe, que el emprendimiento en este sector también es consecuencia de la crisis económica vivida en España desde 2008, pues muchos, tras perder su empleo, consideraron que el turismo activo suponía una buena oportunidad para empezar y ver florecer un negocio propio.

Es importante, por cierto, obtener previamente el sello de turismo activo para avalar nuestra actividad.

Temporada alta de las empresas de turismo activo en España

Lo cierto es que las empresas disfrutan de media de unos cinco meses al año de temporada alta. En concreto, el 57,3 % de las empresas considera los meses de mayo, junio, julio y agosto como los más ajetreados para su actividad. Aunque también encontramos un porcentaje nada desdeñable (el 34,7 %)  que también considera temporada alta los meses de febrero, marzo, abril, septiembre y octubre.

¿Qué actividades y ambientes son los más demandados?

Según los datos recogidos por este informe, las actividades más demandadas son, por este orden, el senderismo (11,9 %), el barranquismo (11,2 %), el piragüismo (8,7 %), el rafting ( 4,7 %) y el paintball (otro 4,7 %).

Además, los entornos más demandados son el terrestre con sus correspondientes ríos y lagos (aguas interiores).

¿Cuántos trabajadores tienen de media las empresas que trabajan en el turismo activo en España?

Respecto a este punto, podemos afirmar que las empresas de turismo activo españolas disponen de menos de cinco trabajadores fijos en plantilla. En cuanto al número de trabajadores contratados a tiempo parcial, se suelen contratar entre uno y diez trabajadores con este tipo de horario. Por lo tanto, vemos que este aspecto fluctúa mucho.

Desde luego las empresas de turismo activo en España encarnan un sector en alza y capaz ya de concentrar el el 2,1% del empleo generado por el turismo en España.

¿Se necesitan instalaciones?

Sobre esto, la mayoría se ampara en el entorno natural y no precisa de nada más al respecto para su negocio. No obstante, algunas sí que disponen de instalaciones adicionales como campos de paintball (un 16,8 %), tiendas de ropa, equipamiento o souvenirs (un 13,5 %), o rocódromos (un 12,9%).

Facturación de las empresas

Si queremos indagar más y nos pica la curiosidad sobe la facturación de esta clase de empresas, parece que en este aspecto todo va viento en popa. De hecho, nos topamos con el dato de que las empresas que trabajan en este ámbito facturan de media 145.525,61 €. Además, si sumamos los números que arrojan la totalidad de empresas descubrimos que el sector del turismo activo en España facturó en 2014 unos 640.312.676,29 €.

No te pierdas nuestro post sobre cómo montar un negocio rural.

Cinco errores en los que caen las empresas de turismo activo y cómo evitarlos

No es ningún secreto que la fuerte competencia entre empresas que se dedican al turismo activo hace cada vez más difícil la supervivencia. Hay que ofrecer mejores servicios que el resto, diferenciarse y todo ello con un precio que decante la balanza a nuestro favor. Pero… ¿y si aún así no conseguimos nuestro objetivo?. Puede que estemos cayendo en algunos de los errores más comunes de las empresas de turismo activo sin ni siquiera darnos cuenta. Descubre cuáles son y cómo evitarlos.

Querer abarcar demasiado ‘espacio’

El turismo activo es, por definición, diverso. Tanto, que en muchas ocasiones llega a confundirse con la multiaventura y a convertirse en un cajón de sastre en el que se ofertan una enorme variedad de actividades deportivas y lúdicas. Si a eso se le suma que, demasiadas veces, se ofrece lo mismo a todos los clientes, nos encontramos con que éstos están desorientados ante nuestra oferta. Lo más aconsejable es limitar nuestra propuesta a una serie de colectivos y renunciar a otro tipo de clientes. De esta forma, si por ejemplo nos centramos en familias, o en turismo escolar, sabremos bien qué ofrecer a cada uno y podremos llegar a perfeccionar las actividades mucho antes que si queremos abarcar muchos más campos.

Olvidar que la autocrítica es la mejor herramienta para mejorar

Hasta la empresa de turismo activo de mayor éxito debería reflexionar sobre lo que hace bien y lo que hace mal para tratar de mejorar. El momento más indicado puede ser al final de la temporada, cuando podemos recopilar todos los datos e impresiones que nos han dejado meses de trabajo. Es el momento para hablar con los monitores de las actividades y para repasar las opiniones de los clientes, ya sean verbales, en el buzón de sugerencias o en aplicaciones y foros de Internet.

No fidelizar a nuestros clientes

La creciente competencia en el mundo del turismo activo hace que no solo tengamos que rivalizar en precio y servicios con el resto de negocios que ofrecen experiencias similares a las del nuestro. Aún más importante que eso es luchar por ganar la confianza del cliente, que es al final el que decide si nuestra oferta merece la pena. Ya lo hayamos atraído por Internet, gracias a un anuncio publicitario, o haya venido de la mano de otro cliente que ya nos conocía, debemos hacer todo lo posible por estar a la altura. Y, después, si ha quedado satisfecho, intentar que vuelva a repetir con nosotros. En otras palabras, fidelizarle. Eso incluye recordarle periódicamente nuestra presencia (sin ser demasiado invasivos) o tener un detalle con él en las fechas especiales, como su cumpleaños o Navidad.

Pensar que las redes sociales proporcionan resultados inmediatos

Redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram son un extraordinario canal de comunicación con nuestros clientes. Pero no un canal de venta directa. En ellas el reto es ‘generar comunidad’. Es decir, favorecer las conversaciones en torno a nuestra marca. Para ello necesitamos la labor de un profesional (un Social Media o un Community Manager) que recoja nuestros valores como empresa, los transmita, promueva el diálogo, siga las tendencias del sector, responda a los mensajes… Todo ello irá encaminado, solo al largo plazo, a la obtención de clientes.

Dejar de lado la importancia de la formación

La formación en turismo activo sirve para conocer a fondo un sector creciente en nuestro país y para comprender todas sus implicaciones legales, administrativas y económicas. El dicho de que siempre hay que seguir aprendiendo es cierto en un sector en el que cada día se producen cambios y novedades. Además de pedir la formación necesaria a los monitores de las actividades que ofrezcas en tu negocio, tú mismo tienes acceso a formación que va a resultar muy beneficiosa para tu empresa. Un buen ejemplo es el curso de Experto en Seguridad y Calidad en Empresas de Turismo Activo. Se trata de postgrado que imparte la Universidad Politécnica de Madrid y que está reconocido por la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA).

Estrategia de marketing digital para empresas de turismo activo

Cualquier empresa en la actualidad necesita desarrollar una estrategia de marketing digital si no quiere ser arrollada por la competencia. Por supuesto, los negocios que se dedican al turismo activo no son ajenas a esta realidad y también deben esmerarse en desarrollar una correcta presencia digital. Entendemos que para muchas embarcarse en los mundos online puede resultar algo desconocido y necesita cierta orientación, pues conceptos como tráfico referral, el embudo del marketing o qué es eso del email Chimp pueden resultar un tanto farragosos al primer golpe de vista. Pero ya verás que no es tan fiero el león como lo pintan en cuanto te adentres en nuestro manual de ‘Estrategia de marketing digital para empresa de turismo activo’ que puedes descargarte gratuitamente desde nuestra web.

Si aún dudas, vamos a ir contándote un poco –pero solo un poco– que puedes aprender con la lectura de este ebook que hemos preparado para los neófitos del marketing como tú.

Pero primero de todo querrás saber exactamente qué tipo de ventajas te reporta la incorporación del marketing digital a tu empresa. Lo cierto es que su uso está repleto de beneficios. Te las explicamos de inmediato:

Ventajas de la incorporación de una estrategia de marketing digital en tu empresa de turismo activo

Así, a grandes rasgos, podemos hablar de dos grandes triunfos que podemos conseguir gracias al marketing digital: interactuar con nuestro público objetivo e impulsar nuestra reputación como marca. Ambas metas las podemos lograr con una correcta implantación de nuestra empresa en internet. Por supuesto, hay más motivos para abrazar una vida digital, pero por ahora quédate con estas (el resto aguardan en el ebook).

¿Qué es el embudo del marketing?

Otro de los conceptos que debemos aprender es el embudo del marketing. A priori puede parecer un raro palabro pero enseguida verás que es muy sencillo de entender y, sobre todo, muy útil. Así, lo podemos definir como una herramienta con forma de cono invertido que ayuda a visualizar el viaje del comprador desde que, por primera vez, entra en contacto con tu negocio.

Nuestra meta como empresarios debe ser tratar de aumentar el número de usuarios que entran en la parte superior del embudo de marketing y procurar que los que salen en cada etapa sean los menos posibles. ¿Cómo se hace esto? Pues hay miles de maneras y algunas de ellas te las chivamos en nuestro manual.

Atraer tráfico a la web

Uno de los mayores desvelos del marketing online es lograr atraer tráfico a nuestra web. Para lograrlo, podemos recurrir a diferentes técnicas de las cuales seguro que estás más o menos al tanto. En este sentido, te podemos hablar de la creación de contenido con palabras clave relacionadas con nuestro sector. De esta manera lograrás posicionarte y obtendrás cierta visibilidad.

También podemos contactar con bloggers cuyas bitácoras versen sobre la misma temática que nosotros hoteles e incluso podemos solicitar autorización para poner un enlace de tu negocio en su web o blog. Ya verás que hay muchas formas de que nuestra web se convierte en un punto bastante transitado.

En definitiva, una estrategia de marketing digital es lo que nos piden los nuevos tiempos que vivimos y pasarla por alto supondría ir a contracorriente.

Descubre la importancia de los seguros para una empresa de turismo activo y descarga nuestra guía

Si tienes una empresa de turismo activo y organizas actividades al aire libre como el team building, el circuito multiaventura u otras, tu objetivo será que tus clientes se diviertan, se lleven un buen recuerdo y que repitan y te recomienden. Aunque tomes todas las medidas necesarias para que no ocurra nada durante el desarrollo de la actividad, en determinadas ocasiones, se pueden cometer errores o pueden darse imprevistos que causen daños o lesiones. Es en ese momento cuando el hecho de haber contratado un seguro cobra vital importancia.

Razones para contratar un seguro

En nuestra guía “Los seguros necesarios para las empresa de turismo activo” descubrirás las razones por las que es obligatorio en algunos casos y muy aconsejable en otros, la contratación de un seguro.

No olvides que si no tienes un seguro y ocurre algo durante el desarrollo de una actividad que has organizado, pueden llegar a reclamarte cantidades millonarias que supongan el fin de tu empresa y que afecten incluso a tu patrimonio personal.

Seguros a contratar

Tal y como verás en nuestra guía con detalle, entre los seguros a contratar se pueden distinguir algunos que son obligatorios y otros que son opcionales, aunque muy recomendables para las empresas y profesionales dedicados al turismo activo.

Con los seguros podrás cubrir eventualidades como los daños o lesiones que puedan sufrir los participantes, los daños que se produzcan a terceras personas y a la vez, proteger tu patrimonio empresarial y personal contra posibles reclamaciones, entre otros aspectos.

Cada seguro tiene coberturas diferentes y a la hora de contratarlo te tendrás que fijar no solo en el precio, sino en las diversas situaciones que cubre. Es decir, es necesario tener una visión global para elegir la opción más adecuada para la actividad que desees realizar.

Actividades que cubren los seguros

Las actividades que se deben cubrir con los seguros son de todo tipo, podemos destacar actividades acuáticas, de esquí, de montaña, de carreras, culturales, aéreas y un largo etcétera puesto que, en general, se cubre todas las actividades de turismo activo que se puedan realizar.

Gestionar una empresa de turismo activo supone realizar para tus clientes una serie de actividades que no están exentas de peligros, por lo que la contratación de un seguro es esencial para cumplir con la ley y para que si ocurre algo durante el desarrollo de la actividad tengas un respaldo.

 

New Call-to-action

Deja un comentario