ASCENSIONES INVERNALES

0
889

Decálogo de consejos para realizar una ascensión invernal segura

La montaña tiene todo lo que necesitas durante este invierno: aire libre, lejos de multitudes y, sobre todo, deporte y aventura. Por ello, Joaquín Álvarez, guía de Alta Montaña de la Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM), te da una serie de consejos para realizar unas correctas ascensiones invernales, recomienda interesantes rutas, y por supuesto, explica cómo anticiparte a los obstáculos que surjan con la nieve.

Las mejores rutas para llevar a cabo ascensiones a la montaña en pleno invierno dependerán de las condiciones de la montaña. “En ocasiones, con mucho exceso de nieve, puede ser más seguro escalar una cascada y rapelar por ella que hacer cumbre por una vía normal y viceversa”. Todo dependerá de las circunstancias en cada momento.

Teniendo claro este aspecto, y antes de adentrarnos en las rutas ‘top’ por antonomasia, es necesario tener en cuenta:

Decálogo de consejos de AEGM para una perfecta ascensión a la montaña en invierno

  1. Observar la meteorología durante la semana y para el día de la excursión. De ese modo, te harás una idea del estado la montaña.
  2. Estudiar minuciosamente la ruta. Así podrás calcular sobre tu estado físico la dureza y dificultad que puedes asumir, minimizando peligros subjetivos.
  3. Haz un análisis minucioso de los peligros objetivos que presente la ruta, y valora si las condiciones actuales garantizan los estándares de seguridad.
  4. Prepara la mochila a conciencia separando por bloques todas las herramientas necesarias: material duro, material de seguridad (dva, pala, sonda), gafas-cremas, baterías, ropa-guantes de repuesto, comida-bebida, bebidas calientes y telefonía.
  5. Si haces esquí de travesía lleva otra piel de foca de repuesto y ceras, además de un pequeño remanente de cinta por si se despega la piel.
  6. Camina por lomos en la medida de lo posible.
  7. Madruga.
  8. Deja aviso de a dónde vas. Estar localizable.
  9. Pregunta al guarda del refugio por las condiciones.
  10. Si no lo ves claro, contrata un guía.

Rutas recomendadas para realizar ascensiones invernales

De las montañas del territorio español, es complicado distinguir las más recomendables para conquistar en invierno. “Entre todas las sierras que componen los sistemas montañosos, es difícil decidir qué montañas son las más adecuadas o las más bonitas para adentrarse en el terreno de la alta montaña invernal”. Sin embargo, en AEGM han hecho una recopilación de las más características. Son las siguientes:

  • Cordillera Cantábrica: Una de las montañas más singulares de la Cordillera Cantábrica, tanto por su morfología alpina como por su cercanía a núcleos urbanos, es Peña Ubiña La Grande, de 2.418 metros sobre el nivel del mar. Es un clásico, tanto en Asturias como en el León, al nacer sus vertientes en las dos provincias. Las vías normales de esta montaña no demandan el uso de cuerda, pero sí el correcto manejo de los crampones y el piolet, al tener rampas prolongadas de unos 30º.
  • Sierra de Gredos: La cumbre por antonomasia de la Sierra de Gredos es el particular Almanzor, con sus 2.592 metros sobre el nivel del mar. Esta estupenda montaña granítica, cumbre de Castilla, presenta una seria ascensión invernal, incluso, por su vía normal. Al final de ésta, se da vista a las “Canales Oscuras”, largas y expuestas. Una cuerda para el último tramo quizá no esté de más…
  • Sierra Nevada: La cumbre más emblemática de Sierra Nevada, aunque no la más alta ni la más difícil es, sin duda, El Veleta, con 3.396 metros sobre el nivel del mar. Es una montaña accesible, debido a los remontes de la estación de Sierra Nevada, aunque no se debe pasar por alto la peligrosidad de esta sierra castigada por el viento, en el que el estado de la nieve suele ser más bien compacto, si no hielo vivo.
  • Pirineo: La cumbre por antonomasia del Pirineo es el Aneto, de 3.404 metros sobre el nivel del mar. Famoso por su glaciar, hoy mermado, es una montaña fantástica para la práctica del esquí y el alpinismo, tanto por sus crestas como por algunas buenas paredes que ostenta.

Respecto a las cumbres extranjeras, aunque ahora mismo lo de viajar lo tengamos algo lejano, la cima más famosa de Europa es el Mont Blanc, de 4.810 metros sobre el nivel del mar. Es el techo de Europa, además de una montaña preciosa llena de maravillas paisajísticas. A pesar de ser un pico comercial y relativamente cómodo gracias a los refugios, no deja de ser una experiencia inolvidable y muy recomendable.

Ascensión en Chamonix, Mont Blanc

“El mayor elemento de distinción en una actividad invernal es, sin duda, la nieve. Para un Guía de Montaña, trabajar sobre este elemento es uno de los mayores privilegios que se pueden desear, al gestionar la seguridad en toda su extensión. Lo que ayer era nieve polvo, hoy puede ser hielo; y eso, en verano, no pasa”

(Joaquín Álvarez, Guía AEGM, Técnico Deportivo Alta Montaña y Escalada)

Problemas que puede dar la nieve y cómo anticiparte en una ascensión invernal

La nieve es un medio cambiante que exige estrategias diferentes dependiendo de su estado de transformación. Y algunas de las situaciones comprometidas más comunes ante las que nos podemos topar son:

  1. Estás en un llano con la nieve dura y no llevas crampones… Póntelos ya, para no tener que sacarlos en una pendiente o media ladera.
  2. Si vas a subir a una cumbre que demande el uso de una cuerda y todavía no llevas arnés, póntelo antes de llegar, y en un sitio cómodo.
  3. Con esquís de travesía, la nieve está dura y vas con cuchillas, pero prevés que la pendiente se incremente en el ascenso… Ponte crampones cuanto antes.

“Hay mil supuestos, pero estos son los más característicos y los que provocan más accidentes”

Como nos contaba Chus, la gerente de la empresa de Locura de Vida, en su divertido artículo: “Los accidentes de montaña no son ninguna broma. Pueden costarnos la vida y poner en riesgo la de las personas que vengan a rescatarnos, por lo que ten precaución, prepárate, fórmate y utiliza el sentido común”.

Seguros imprescindibles para las empresas y/o guías de montaña que organizan ascensiones invernales

Los Guías de Montaña están obligados a cubrir su Responsabilidad Civil y los Accidentes que los participantes puedan sufrir, en el desarrollo de las actividades, con sendos seguros, respectivamente. “Cada comunidad autónoma regula y legisla las condiciones y límites de dichos seguros, siendo los mínimos exigibles bastante parejos entre ellas”.

Gestión Radical


¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!